Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/27/1986 12:00:00 AM

ESCENAS

En medio de la rutina, se destacó el intercambio que el TLB hizo con el Theatre du Triangle, de París

Este año hubo gran actividad teatral en Colombia, aunque no toda fue de gran calidad. Se destacó el Teatro Libre de Bogotá con dos de sus montajes: "Un muro en el jardín" de Jorge Plata, y "El burgués gentilhombre" de Moliére. En Manizales se destaca el esfuerzo de TICH por construir su sede propia, y en Medellín el trabajo de El Taller de Artes.
El Teatro Libre de Bogotá estrenó este año "Un muro en el jardín", la obra de Jorge Plata que causó gran impacto, con la escenografía de Simon Vélez y el vestuario de Pilar Caballero. Se trata de la historia de una familia en el barrio La Candelaria. Contrastan las maneras de ser de los dos hermanos: el uno es serio, estudioso y dedicado a su trabajo de profesor universitario, mientras que el otro es un vagabundo de mala calaña que tiene varios muertos a cuestas. Precisamente después de haber matado a un hombre, huye con su amigo y llega a la casa de sus padres, a la cual convierte en una fortificación de la cual nadie puede ni salir ni entrar. El desenlace es violento. La obra sobresale por las situaciones humanas que plantea, en las que el hombre, por mucho que intente, no puede luchar contra la pobreza, la miseria urbana la violencia, el mal o el amor ciego de un padre.
La pieza, dirigida por Ricardo Camacho, se montó luego en París con actores franceses y con la dirección de Camacho, en un intercambio con el Theatre du Triangle, en el que vino a Bogotá el director Hervé Van der Meulen a montar "El burgués gentilhombre" con los actores del T.L.B.
"El burgués gentilhombre" de Moliére, con la escenografía y el vestuario de Roda y dirigida por Hervé Van der Meulen, es una comedia que no pasará nunca de moda porque critica con un gran sentido del humor a las clases que ascienden en la escala social y que hacen todo lo posible por imitar a la nobleza en sus vestidos sus modales y sus conocimientos.
Tanto en esta obra como en "Un muro en el jardín" se destacó la actuación de Germán Jaramillo, quien, en ambas obras, hace el papel de protagonista.
La Candelaria montó este año "Corre, corre Carigueta", obra que pertenece a la trilogía de la Conquista, en la que ocupa el segundo puesto después de "La trasescena" de Fernando Peñuela, y antes de una obra que se está montando, pero que aún no tiene título, de Patricia Ariza. "Corre, corre Carigueta" fue dirigida por Santiago García, el diseño del escenario y el vestuario estuvieron a cargo de Pedro Alcántara, la elaboración de las máscaras fue hecha por Jean Marie Binoche, y el trabajo de actuación con máscaras estuvo dirigido por Jorge Plata. La obra rompe con la tradición de teatro humorístico que ha tenido La Candelaria y entra por primera vez en la cuestión de lo ritual. Es la adaptación hecha por Santiago García de "La tragedia del fin de Atahualpa", obra anónima del siglo XVI.
En el Teatro Nacional, además de todas las actividades culturales que tuvo en el año, sobresalió la actuación del Theatre de Complicité, el grupo de mimo europeo, y la obra de Adolfo Marsillac, "Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?".El Theatre de Complicité está integrado por tres jóvenes: Marcelo Magni (italiano), Joseph Houben (belga) y Simon McBurney (inglés), quienes prepararon el espectáculo "Un minuto demasiado tarde" con la idea de hacer reír al público con el tema de la muerte, lo cual logran perfectamente. Utilizan todo el cuerpo para expresar sus intenciones y con muy pocas palabras logran que durante una hora y media, el público ría a carcajadas.
"Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?", es la obra de Marsillac, dirigida por Daniel Farias, en la que sus protagonistas, Fausto Verdial y América Alonso, interpretan cada uno quince personajes distintos para describir los problemas que tiene la pareja con el medio que los rodea, con la familia y con su propio pasado y con ellos mismos. Una obra en forma de comedia para divertir al público y al mismo tiempo para hacerlo reflexionar, pues todos estamos metidos aunque sea en una de las situaciones que encarnan.
Vale la pena destacar también las giras que patrocinó el Teatro Nacional por todo el país en repetidas ocasiones, yendo a Ibagué, Bucaramanga, Cali, Barranquilla, Cartagena, Medellín, Manizales, Pereira, Cúcuta y San Andrés.
El Teatro Popular de Bogotá montó este año la obra "Te juro Juana que tengo ganas", de Emilio Carballido, con la dirección de Fernando Pérez Arévalo. En un estilo característico del dramaturgo mexicano, es decir, sarcástico y penetrante, se desarrolla la crítica a los tradicionales valores que han perdido su razón de ser. Los personajes que encarnan la trama viven frustrados porque "no pueden ser lo que deben y no aceptan ser lo que son".
En el Festival de Manizales participaron varios grupos nacionales e internacionales, pero ninguno alcanzó un éxito abrumador. Este año las presentaciones estuvieron bastante flojas. Sin embargo, sobresalió como montaje original "Ondina" del grupo Acto Latino, en el cual la magia, lo ritual y lo gestual cobran importancia. "Ondina" es un recorrido al interior de la mujer en sus diversas facetas de madre, esposa y todos los papeles que debe asumir en su lucha por la vida.
La obra se compuso con las vivencias de María Teresa Hincapié y de Juan Monsalve, apoyándose en diversas novelas y dramas de diversos lugares del mundo. María Teresa sobresalió en su interpretación.
El taller de Arte de Medellín sobresalió con 'El arquitecto y el emperador de Asiria" de Fernando Arrabal, dirigida por Samuel Vásquez. Es la historia de dos hombres solitarios en una isla y de las relaciones que establecen, logrando crear una tensión dramática. La obra se constituye, igualmente, en una crítica a la sociedad, con los temas de siempre: sexo, la religion y las relaciones humanas interpersonales. La escenografía sorprendió por su buena calidad de trabajo de actuación y dirección fue excelente.--
Diana Lloreda
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.