Domingo, 23 de noviembre de 2014

| 2013/03/29 07:00

Estéreo Picnic: variado y alternativo

Un festival al aire libre que le apuesta a la escena musical de vanguardia, llega a su cuarta versión con varias sorpresas.

Las bandas Foals y The Killers son dos de los invitados que más expectativa generan.

El próximo domingo a las siete de la noche, un escenario en las afueras de Bogotá mostrará la más cálida reunión de veteranos de la música de ambas costas. Michi Sarmiento, el legendario Fruko, Alfredito Linares, Markitos Micolta y otros seis instrumentistas conforman desde el año pasado una especie de rumba ambulante llamada Onda Trópica que recientemente se llevó una ola de aplausos en el Festival Vive Latino de México. “Para muchos de los músicos, lo de Bogotá va a ser lo mismo: un festival bien organizado, al aire libre”, comenta el director de Onda Trópica, Mario Galeano.

En esa reflexión está el secreto del éxito del Festival Estéreo Picnic, que desde 2010 ha presentado un desfile de artistas contemporáneos, con todos los estándares internacionales de organización y puesta en escena. El evento se está convirtiendo en la cita obligada de todos los años para las nuevas generaciones colombianas, de esos que ameritan un estudio antropológico y una tesis de grado. “Vengo porque me divierto”, contaba el año pasado Natalia Grecco, estudiante de Comunicación Social. “Traen buenos artistas, están a la vanguardia y se puede parchar todo el día”. 

De hecho, no es un día sino dos, aunque este año los separaron: viernes 5 y domingo 7. El sábado no hay nada, tal vez para desestimular a quienes estaban llegando con carpas para pasar el fin de semana entero (una decisión que habría que revisar en pos de una experiencia vivencial completa).

En lo que sí parece abrir su espectro el festival es en la presencia de grupos musicales para públicos de varias edades. New Order, por ejemplo, es un grupo británico que se cuenta entre los pioneros de la música electrónica de comienzos de los años ochenta: su canción más conocida, Blue Monday, con un ritmo que recuerda a las máquinas de escribir eléctricas de antaño, sonó mucho en las discotecas y hoy es una pieza de culto. La salida de New Order al escenario del Estéreo Picnic será, sin duda, un momento mágico en la corta historia del festival.

También genera mucha expectativa la presentación de The Killers, Café Tacuba, Crystal Castles y Foals. Al cierre de esta edición otro de los protagonistas, Passion Pit, canceló su asistencia. 

Para los públicos más jóvenes será la oportunidad de apreciar a un par de artistas de México que encarnan la manera contraria de hacer las cosas. Sin el respaldo de un gran sello disquero, más bien aliados con las posibilidades de internet y un talento para la creación de canciones acústicas y sencillas, Juan Cirerol (que actúa el domingo a las tres de las tarde) y Carla Morrison (a las 4:15) prometen instantes de mucha frescura musical. Escucharlos es comprender una manera alternativa de entender la música, donde la sinceridad salta por encima de la producción.

Todos estos detalles, al final, exponen una curaduría variada que va mucho más allá de lo que programa la radio comercial. Y como si fuera poco, cada año los organizadores le apuestan a bandas nacionales emergentes para resaltarlas en medio de esta vitrina internacional. Este año abrirá la tarde del domingo Carlos Reyes, un músico bogotano que lleva años apostándole al blues. En una de las canciones de su último disco, Reyes dice: “Voy sin mirar atrás, dispuesto a pagar el precio por ser libre hasta el final”. Tal vez sea un presagio de su encuentro con el público del Estéreo Picnic. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×