Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/15/2001 12:00:00 AM

“Estoy dispuesto a que el público me odie”

En las principales salas del país se está exhibiendo la película ‘Swordfish’. SEMANA habló con John Travolta, su protagonista.

Desde su actuación en Fiebre de sábado por la noche hasta en películas como Pulp fiction, Get shorty y Face off John Travolta ha mostrado su carácter polifacético. Actualmente se exhibe en Colombia Swordfish, en la que interpreta a Gabriel Shear, un espía que quiere dar ejemplo de patriotismo, luchando contra todos los que amenacen la seguridad de Estados Unidos. Para conseguir lo que se propone necesita ingresar a los sofisticados sistemas de seguridad en computación y tener acceso a las cuentas bancarias más poderosas. Es allí donde aparecen los otros protagonistas: Hugh Jackman (experto en códigos de seguridad), Hale Berry (la cómplice de Travolta), y Don Cheadle (el policía que lo busca por todas partes).

SEMANA: Su personaje es un hombre convencido por unos ideales patrióticos pero ¿él es un héroe o un villano?

John Travolta: Eso es una interpretación de cada uno. A mí me gustó la ambivalencia de mi personaje. El sacrifica unos pocos para salvar a muchos. Esa es una pregunta fascinante. Quizá no todos estén de acuerdo en cómo lleva a cabo sus planes pero de todos modos es un punto interesante.

SEMANA: De cierto modo parece estar de acuerdo con la lucha de su personaje...

J.T.: No, pero todo depende, uno puede hacer pruebas en un animal para salvar a humanos. A veces hace falta destruir para crear. La pregunta es si uno usa la destrucción como una excusa y si uno de todos modos es responsable.

SEMANA: ¿Cuál fue la escena que más le gustó?

J.T.: Me encantó el monólogo del principio. No estoy de acuerdo con lo que digo pero las metáforas y analogías que usa mi personaje son increíbles. El usar el ejemplo de Hollywood para probar su idea fue muy original.

SEMANA: ¿No le importa hacer de villano?

J.T.: Estoy dispuesto a que el público me odie en la pantalla porque sé que en el fondo me quieren. En la época de Humphrey Bogart era normal ver a los actores en estos papeles. Era un código aceptado en que casi todos hacían de villano alguna vez. Ahora no es tan aceptable. Cuando hice Pulp Fiction no parecía un buen plan y resultó muy positivo. De todas maneras sólo tomo el riesgo si creo en el proyecto.

SEMANA: ¿Se arrepiente de los proyectos que ha rechazado?

J.T.: Para el filme Dust Till Dawn no me vi convincente como un vampiro. Scarface lo quería hacer pero pensé que no había espacio para Pacino y para mí al mismo tiempo, y él ya estaba comprometido con la película. El único del que me arrepiento fue Splash porque me hubiera ayudado en ese momento.

SEMANA: ¿Cómo ha sido la crítica con usted?

J.T.: Eso lo encuentro muy entretenido. Cada vez que hago un filme me critican, el próximo año vuelvo con un filme y dicen que es mi regreso. Han sido dramáticos conmigo pero yo no lo tomo como un ataque personal, no podría pasar de ser una gran estrella, nominado por la Academia, a un patético perdedor simplemente porque sí.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.