Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/25/2015 4:00:00 PM

“Estoy pasando a una nueva liga”: Carla Guelfenbein

La autora chilena, ganadora por su novela ‘Contigo en la distancia’, aseguró que el premio tiene mucho prestigio por su transparencia.

Ni muy tarde ni muy temprano. Para la escritora chilena Carla Guelfenbein, galardonada el miércoles con el Premio Alfaguara por su novela Contigo en la distancia, el reconocimiento ha llegado en el momento más adecuado.

La escritora de 55 años se enteró de la noticia cuando la llamó el presidente de jurado, Javier Cercas, a las seis de la mañana, hora chilena, y ella estaba dormida. Fue su hija la que recibió la llamada y, dado el asunto, la despertó de inmediato.

“Es un regalo. El Premio Alfaguara tiene un prestigio que muy pocos premios tienen en el habla hispana porque es un premio que es conocidamente transparente, no está elegido por la editorial, al contrario, la editorial no tiene voto en el jurado... y eso le da un prestigio gigantesco”, expresó Guelfenbein a The Associated Press en una entrevista en las oficinas de Penguin Random House en Santiago.

“¿Qué significa para mí? Significa que yo sé que estoy pasando a una nueva liga. Es un salto súper adecuado en mi carrera porque creo que antes habría sido 'too early' (demasiado temprano) y después habría sido 'too late' (demasiado tarde). Creo que es el momento preciso dentro de mi carrera literaria recibir este premio que me va a dar un impulso gigantesco para crecer aún más”.

El jurado del Premio Alfaguara, presidido por el autor español Javier Cercas, destacó que Contigo en la distancia “es una novela de suspenso literario construida, con gran eficacia narrativa, en torno a un memorable personaje femenino y al poder de la genialidad”.

“La autora ha sabido entrelazar amores y enigmas con una escritura a la vez compleja y transparente”, dijo el fallo leído durante la mañana en Madrid.

Centrada en la ciudad de Santiago de Chile, la historia abarca tres generaciones que, sin saberlo, comparten un secreto poético que es al mismo tiempo un secreto existencial.

Ocurre en dos tiempos, en los años cincuenta y en la época actual, y “hay cuatro personajes que están unidos por el de Vera Sigall, una escritora de culto”, para la que se ha inspirado “de alguna manera en la brasileña Clarice Lispector”.

Sigall es el apellido de la bisabuela de Guelfenbein, procedente de Ucrania, al igual que Lispector, una autora a la que la ganadora del Premio Alfaguara ha admirado desde siempre. “Hay muchos aspectos de su vida con los que me puedo sentir identificada”, asegura.

La presencia femenina de Sigall impregna toda la novela, entre otros motivos porque esa mujer “comete el pecado mortal de ser más inteligente” que el resto de los personajes, subrayó Héctor Abad Faciolince, miembro del jurado.

“La novela es compleja porque tiene historias que se van entrelazando en diferentes tiempos, en los años 50 y otra en el tiempo actual, y varios personajes cuyas vidas también se van entrelazando”, explicó la autora de 55 años. “El tema principal en todas mis novelas es el amor, pero el amor en todas sus expresiones, no solo el amor erótico, sino también el amor filial, el amor de padre-hija, el amor con la amistad, que son las relaciones humanas. Y también es una suerte de thriller literario porque al comienzo hay una mujer que es la protagonista de la novela, una escritora de culto, que se cae por unas escaleras y queda en coma... Y en ese momento se plantean muchas interrogantes”.

Guelfenbein ha escrito obras como El revés del alma, La mujer de mi vida y El resto es silencio, entre otras.

El Premio Alfaguara, además de estar dotado con 175.000 dólares y una escultura de Martín Chirino, llevará su nuevo libro a 19 países de habla hispana.

“Mis novelas sí están publicadas en la mayoría de los países latinoamericanos, pero no en 19. Así que esto es una gran puerta de entrada y no sólo para el mundo de habla hispana. Ya tengo un mensaje de mi agente en que me dice: 'Tenemos que hablar porque ya hay muchas editoriales extranjeras que me están pidiendo ya, hoy día, la novela para leerla', aseguró la escritora. “Entonces suscita un movimiento en el ámbito de las traducciones y esto también es una gran cosa. Es una máquina gigantesca que comienza a funcionar de una manera mucho más rápida”.

Un total de 707 manuscritos concurrieron a la décimo octava edición del premio Alfaguara, 320 procedentes de España y el resto de América Latina.

Autores como Elena Poniatowska, Santiago Roncagliolo, Andrés Neuman, Hernán Rivera Letelier y Juan Gabriel Vásquez han ganado en el pasado este premio, uno de los galardones más prestigiosos de la literatura hispana.

Guelfenbein comenzó a escribir desde niña y fue también una gran lectora. Su madre, “una filósofa de mentalidad práctica”, le inculcó que trabajara en algo que la hiciera “independiente económicamente”. Y por eso estudió biología y diseño y trabajó durante años como diseñadora gráfica, al tiempo que no abandonaba la literatura.
Hace quince años decidió dedicarse solo a escribir. Contigo en la distancia es su quinta novela.


Con información de EFE y AP.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.