Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/17/2000 12:00:00 AM

Etno-radio

Un proyecto de los ministerios de Cultura y Comunicaciones se propone poner en marcha 50 nuevas emisoras que cobijen a la población indígena del país.

De los indígenas en Colombia se escucha muy poco. Tal vez cuando se convierten en noticia por impedir que grandes petroleras vulneren sus territorios o cuando sus tradiciones y ritos llegan a escandalizar tanto que hasta los juristas consideran la posibilidad de alterar dichas creencias, que los han regido durante años. Por el contrario, las labores positivas que se generan en torno a ellos pasan en su mayoría inadvertidas pues aún hay quienes piensan que los indígenas son cuestión del pasado.

Precisamente los ministerios de Cultura y de Comunicaciones, en una labor conjunta, se embarcaron en un importante proyecto que buscará abrir nuevas posibilidades a los pueblos indígenas. El objetivo es crear 50 nuevas emisoras que cobijen el 90 por ciento de la población, algo así como 600.000 habitantes de 25 departamentos diferentes. Actualmente hay cinco emisoras, que ya están funcionando en Andes (Antioquia), Jambaló (Cauca), Silvia (Cauca), San Andrés de Sotavento (Córdoba) y Cumbal (Nariño).

Es una labor que debe superar muchas trabas y no siempre goza de buenas a primeras con el consentimiento de los pueblos. Por ello, el primer paso en el que está trabajando un grupo de antropólogos, sociólogos y comunicadores es establecer un proceso de concertación con los indígenas para conocer su posición ante un proyecto de esta índole.

Jeanine El’gazzi, quien está al frente de la dirección de radio del Ministerio de Cultura, admite que hay grupos que, según sus convicciones, no pueden alterar sus, métodos de comunicación y por ende, no les interesa el proyecto. Es el caso de los kogi, quienes aún no han dado un sí como respuesta pues consideran que para comunicarse es necesario desplazarse de un lugar a otro. No conciben las alternativas tecnológicas que, sobre el papel, facilitan la convivencia.

Este proceso de concertación también se está adelantando en el sur del país. Paeces, coconucos, totories, guambianos y pastos tendrán antes de un año sus propias emisoras las cuales les permitirán estrechar vínculos y fomentar la formación intercultural. El Fondo Financiero de Proyectos para el Desarrollo (Fonade) será el encargado de supervisar que los 5.000 millones de pesos que el Ministerio de Comunicaciones ha destinado para este fin cumplan su objetivo. Con este dinero no sólo estará cubierta la puesta en marcha de los equipos, asignación de frecuencias, la capacitación de los futuros locutores y técnicos de sonido, sino también la estrategia de formación en gestión, programación y producción.

El Ministerio de Cultura insiste en su política de extender el apoyo a las regiones y, esta vez, a poblaciones que para la gran mayoría de los colombianos ni siquiera existen. Un importante paso en aras de no reducir el concepto de cultura a lo que ocurre en galerías, museos y bibliotecas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.