Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/23/2014 12:00:00 AM

‘Gabinete de historia no natural’

La exposición de la italiana Irene Fuga y la sueca Emma Löfström reconsidera la relación entre la naturaleza y la historia de la humanidad en un mundo mediado por la tecnología.

Este mes de septiembre se exhibe en Bogotá ‘Gabinete de historia no natural’, una instalación de las artistas Irene Fuga, de Italia, y Emma Löfström, de Suecia. Esta exposición, que reconsidera la relación entre la naturaleza y la historia de la humanidad en un mundo mediado por la tecnología, estará hasta octubre en Flora, el centro cultural de arte contemporáneo dirigido por el curador José Roca.

Mientras la naturaleza se presenta como un terreno perdido en la cultura contemporánea, un mundo estropeado por la intervención humana; mientras la literatura y las películas de ficción crean el pensamiento de un inminente desastre natural y el fin del mundo resulta extrañamente familiar e inevitable, con este proyecto, las dos artistas toman distancia de esa amenaza apocalíptica y presentan alternativas de cómo la naturaleza y la cultura podrán tomar nuevas e inesperadas formas en el futuro.

Foto: Emma Löfström
Para Fuga y Löfström “el cambio climático y la polución están alterando el medio ambiente y la tecnología la sustancia de la humanidad, sentando las bases para esta historia no natural. Con esta instalación buscamos evocar la cultura presente de la hiperconectividad y lo sintético, a partir de información e imágenes que les permita a los visitantes hacer sus combinaciones y asociaciones personales”.

‘Gabinete de historia no natural´ busca instaurar una especie de museo del futuro. En él se expone un ecosistema imaginario, creado por los collages de Löfström que arrojan bosquejos de la fauna y flora en un tiempo inexistente, y el montaje de objetos y pequeñas esculturas de barro de Fuga que crea formas de especímenes insólitos. Estos dos trabajos en diálogo buscan presentar una selección de vida artificial, un jardín de escenarios fabricados que deben su origen al híbrido cada vez más estrecho entre la naturaleza y la tecnología.

“La sociedad moderna pretende separar a la naturaleza de la cultura, y distancia a la humanidad de cualquier cosa, pero al contrario existen sistemas en donde la política, la ciencia, la tecnología y la naturaleza, producen toda clase de heterogeneidad” , opinan las artistas.


Foto: Irene Fuga

Continuando la exhibición del ‘Ministerio del amor’ en el Guest Projects de Londres, en donde Irene fuga y Emma Löfström usaron dibujos e instalaciones para explorar las relaciones humanas en un tiempo en el que los encuentros físicos están interrumpidos por la comunicación cibernética, estas dos artistas usarán esta ocasión para estudiar más a fondo la forma en la que la tecnología altera el medio ambiente y las relaciones humanas dando origen a nuevas, extrañas y artificiales formas de vida.

Lugar: FLORA ars+natura, Calle 77 # 20C-48. Bogotá, Colombia
Inauguración: sábado 27 de septiembre, 11 a. m.
Duración: Del 27 de septiembre al 18 de octubre del 2014


Foto: Emma Löfström
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.