Martes, 23 de septiembre de 2014

| 1990/10/22 00:00

FATIGA DEL METAL

Después de una década de éxitos, los programas radiales de la mañana comienzan a mostrar sintomas de desgaste.

FATIGA DEL METAL

Dentro de los fenómenos sui generis que se producen sólo en Colombia , se puede contar el hecho de que aquí, a diferencia del resto de los países del mundo, la radio, y no la televisión, se ha convertido en el oráculo de la opinión pública. Los programas de noticias que han enfrentado en un diario duelo periodístico a RCN y Caracol, no sólo son hoy los inefables compañeros de ducha y desayuno de un buen sector de la población, sino que han alcanzado palco de honor en la galeria de los poderes del pais. Hasta tal punto, que sus dos principales figuras periodísticas, Juan Gossain y Yamid Amat, gozan hoy de una investidura comparable a la de cualquier personalidad del mundo de la política o de la empresa privada. No en vano se ha dicho que son gobiernos en la sombra.

La fórmula que ha hecho posible este fenómeno hizo su aparición en la radio colombiana cuando, a comienzos de la década pasada y con la cadena Todelar liderando la sintonía, una idea, originalmente argentina, cayó en manos de Yamid Amat: la transmisión en directo, a primera hora de la mañana, de la actualidad nacional e internacional. Pero lo original de la idea radicaba en que, a la tradicional lectura de noticias, se agregaba el comentario y la entrevista en vivo realizados por un equipo de periodistas en un prograrna de tres horas continuas. Yamid, apoyado por el deseo de Caracol de conseguir una mejor presencia en el medio, adoptó la formula, la adaptó al país y con un grupo de periodistas inició lo que se convertiria en el programa radial de opinión más exitoso de los últimos tiempos.

El despegue de Caracol llevó a que la entonces resagada RCN se lanzara al ring con otro peso pesado del periodismo. Y aprovechó un pulso salarial que adelantaba con la empresa el copiloto de Yamid, Juan Gossaín, para hacerle una tentadora oferta. El periodista costeño, fogueado también en la prensa escrita, picó el anzuelo y pasó a ser cabeza de león frente a los micrófonos de RCN. Entonces Caracol no midió que el aumento de sueldo que discutia con Gossaín iba a convertirse con el tiempo en uno de los mayores costos que haya tenido nunca la empresa.
Juan Gossaín no sólo demostró ser un digno rival periodistico de Yamid, sino que su temperamento caribe, abierto y dicharachero, planteó una alternativa que contrastaba con la personalidad astuta, incisiva y sobria de Yamid, y conquistó a la mitad de la audiencia.

Desde entonces -1984 se desató una intensa y sana competencia entre los "seis a nueve" que, en el curso de estos años, ha demostrado que hay mercado y audiencia para ambos. Pero no sólo eso. Estos dos programas se convirtieron en una especie de "gobierno paralelo" que orienta a la opinión calificada del país. La clase dirigente colombiana empezó a mover el dial de su radio entre una y otra cadena, y los hasta entonces tradicionales forjadores de opinión de Bogotá El Tiempo y El Espectador se vieron obligados a compartir palestra con los dos grandes de la radio.

Los sondeos de sintonía demuestran que el cubrimiento de estos dos programas se limita básicamente a la opinión altamente calificada de la capital 4.7 puntos de audiencia por persona para Caracol en Bogota y 3.6 para RCN. En el resto del pais, con contadas excepciones, las emisoras locales, especialmente las musicales, le ganan en sintonía a los noticieros de la mañana Sin embargo, su gran influencia en los altos sectores de opinión, les sacó una imagen que, con el tiempo, ha demostrado ser una jugosa fuente de ingresos para las dos empresas.
Actualmente, los programas radiales de noticias de la mañana representan para cada una de las cadenas cerca del 20 de sus ingresos, y el prestigio de sus directores ha ido creciendo en la misma proporción que sus sueldos, que se consideran que son hoy los mas altos del país.

Pero como nada es eterno, todo parece indicar que los programas de la mañana estaln acusando sintomas de cansancio.
Se empiezan a oir voces y comentarios no solo entre los habituales oyentes, sino aun entre los mismos personajes que son cuota diaria de entrevistas, que aseguran que la otrora exitosa formula se esta agotando. Pero no precisamemnte en terminos comerciales, pues no les cabe una sola cuña mas, o en terminos de audiencia, que se ha mantenido estable, sino en lo que se refiere a los comentarios y a la percepcion del publico. Cierto desgaste parece estar apoderandose de esta modalidad, que puede estar llegando a lo que en el mundo de la aeronautica se conoce como "fatiga del metal". Aunque nadie puede decir exactamente cuales son los factores que influyen en esta sensación, hay quienes aventuran posibles explicaciones. Parece haber coincidencia con la idea de que en los últimos tiempos se "muelen" insistentemente los mismos personajes. En el programa que esta basado en la entrevista a personalidades o en el contrapunteo entre ellas, son generalmente los mismos los que son consultados para opinar sobre lo divino y lo humano. Y se ha caido en un círculo vicioso. La radio alimenta a los personajes, inclusive muchas veces los infla y por efecto de rebote, son esos los personajes que se vuelven mas importantes para ser entrevistados. Y así, a veces, se produce el eterno retorno de lo mismo.
Juan Gossaín, el director de Radiosucesos de RCN, le dijo a SEMANA que la fórmula sí puede estarse desgastando, primero, porque se agotaron los personajes y segundo, porque el país de hoy no es el mismo de hace un año, y los programas periodísticos tienen que adaptarse a las nuevas realidades". Por su parte, el excanciller Carlos Lemos, antiguo colaborador de Caracol, afirma que es un modelo que hay que revisar. Los programas se volvieron monotonos y para evitar la monotonía se estan pasando para el otro extremo, la frivolidad. No es facil, pero hay que buscar una formula nueva.
También es cierto que los equipos de ambos programas han ido perdiendo sus grandes figuras y sus remplazos no han tenido la misma acogida. La tendencia mas reciente ha sido incluir en el equipo a grandes figuras de la política que si bien son expertos en su area, hacen comentarios mas de tipo didactico que resultan ladrilludos para la hora de la ducha. Tal vez por eso las cadenas han estado ultimamente haciendo esfuerzos para reencauchar el equipo con reconocidos periodistas de otros medios. Lo cierto es que la radio aquí ha asumido un papel que no se ve en ninguna otra parte del mundo. Aqui los programas radiales matutinos tienen un enfoque editorial de la noticia En otros países es la television la que ocupa el terreno de la inmediatez de la noticiosa, mientras la radio se orienta mas hacia el entretenimiento canbinado con la información. Por lo pronto el concenso para ser que si bien hay fatiga en las barras, la cosa esta dada mas para un rencauche que rara un entierro de los 6 a 9.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×