Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/09/24 12:50

“Las familias de los terroristas son las primeras víctimas”

Semana.com habló con Astrid Whettnall sobre su papel en la película ‘Camino a Estambul’, una historia sobre una madre que va a buscar a su hija, fugada a la guerra en Siria.

La actriz belga Astrid Whettnall estará participando en algunos eventos del Festival de Cine Francés que se realiza en Colombia. Foto: Álvaro Tavera/Semana

El hecho de que una joven de Bélgica decida irse a la guerra de Siria porque se ha convertido al Islam Radical en otro tiempo podría considerarse como una historia delirante y alejada de la realidad. Sin embargo, en la actualidad muchos jóvenes de varios países de Europa han sorprendido al mundo al tomar dicha decisión.

Esta problemática es la que aborda el cineasta Rachid Bouchare en su cinta Road to Istanbul (Camino a Estambul), protagonizado por la actriz Astrid Whettnall y Pauline Burlet, la cual se presenta en las salas de cine colombiano en el marco del 15° Festival de Cine Francés, que se realiza hasta el 31 de Octubre en 19 ciudades del país.

Semana.com conversó con la actriz belga Astrid Whettnall, de 45 años, sobre la cinta. En un hotel de Bogotá se le ve esbelta, radiante y alegre, muy alejada del personaje que interpretó: Elisabeth una enfermera que se entera que su hija Elodie, de 18 años, ha decidido ir a la guerra en Siria porque “descubrió” que es una de las elegidas de Dios.

Ver tráiler:

Semana.com: ¿Por qué decidió hacer esta película?

Astrid Whettnall (A.W.): Por muchas razones. Admiro mucho a Rachid porque siempre busca en sus películas reflexionar sobre una problemática desde un enfoque íntimo y sutil. Además, pienso que esta película se ha convertido en una necesidad. Es necesario mostrar el dolor y revelar las caras de las familias que pasan por la tragedia que significa que un día un hijo se vaya a la guerra porque se ha convertido al islam radical.

Esta película sirve para luchar contra la tendencia de generalizar y de pensar que las familias de estos jóvenes que se van a la guerra también son terroristas. Las familias de los terroristas son las primeras víctimas.

Cuando leí el guión me sentí muy conmovida. Es sincero, muestra a esa mujer que hará todo por recuperar a su hija. Esta mujer en un principio no tiene nada para luchar y de pronto saca mucha fuerza.

Semana.com: ¿Por qué cree que hay jóvenes que deciden unirse a estos grupos extremistas?

A.W.: El mundo ahora es duro, violento, complejo, regido por el capitalismo salvaje en el que es difícil conseguir trabajo. A veces las oportunidades son ínfimas, la desigualdad social existe en todas las capas sociales. Es un mundo que le proporciona al adolescente un futuro bastante endeble.

Los jóvenes ahora tienen problemas de identidad. Sienten que no pertenecen a ningún lado. Están la búsqueda de una causa que les dé sentido a sus vidas en un mundo tan deshumanizado como el nuestro.

Ahora, el discurso de los reclutadores también es muy fuerte. Ellos les responden a preguntas existencialistas como quién soy, por qué estoy aquí, para qué estoy aquí. Es que los reclutadores no dicen que vas a ir a Siria y te van a matar y te van a violar; pintan un cuadro totalmente idílico, que les refuerza el sentimiento de ser únicos, los elegidos por Alá.  Y les brindan un lugar, los hacen sentir parte importante de una causa, les dan lo que buscan desde hace meses o años.

Semana.com: ¿Qué quedó de Elisabeth en Astrid?

A.W.: Es una suerte haber podido interpretar a Elisabeth, quien tiene una fuerza descomunal. Ahora me siento más fuerte, con más energía. Un personaje como ella te hace mejor persona.

Yo también soy madre y me hago preguntas sobre cómo proteger a mis hijos ante los peligros del mundo y al mismo tiempo cómo no ser demasiado entrometida con estos seres que tienen la libertad de ser. Siempre tengo la duda de hasta dónde puedo llegar en la vida de mis hijos.

Lo conmovedor en el personaje de Elisabeth es que es una mujer recta, sincera, leal, que tiene un instinto increíble. Es un personaje al que admiro. Me gustaría ser tan valiente como ella y bueno, creo que también sería capaz de hacer cualquier cosa por mis hijos.

Le puede interesar: Diez recomendados para ver en el Festival de Cine Francés

Semana.com: ¿Qué piensa del Islam y la religión en general?

A.W.: Es importante aclarar que la película no es sobre el islam, es sobre el islam radical y ahí hay una gran diferencia.

No soy creyente, pero entiendo que la gente lo sea porque todos nos hacemos las mismas preguntas sobre la vida y sobre la muerte. Respeto a la gente que cree en una religión. Mi molestia con la religión empieza cuando va en contra y amenaza las libertades. Me saca de quicio cuando un creyente no acepta al otro por ser diferente, cuando la religión es intolerante. Pero si pregona amor, tolerancia y te ayuda a estar en paz me parece perfecto.

Semana.com: ¿Cómo cree que los colombianos reciben esta película?

A.W.: No sabría decirlo. Lo que siento al estar acá es que los colombianos hacen que los europeos sintamos esperanza. Porque si ustedes pudieron sentarse y hablar después de una guerra tan larga ¿por qué nosotros no? Ustedes nos dan ejemplo.

* Si desea conocer más información acerca del festival de Cine Francés puede ir a este enlace.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.