Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2002/07/08 00:00

Fiebre electrónica

En el parque Jaime Duque se le rinde tributo al Love Parade berlinés. Serán 36 horas seguidas de música electrónica a cargo de 30 'DJ'.

Fiebre electrónica

Bogotá no descansa. Casi todos los fines de semana se presentan en la ciudad y sus alrededores 'pinchadiscos' colombianos y de diversas nacionalidades que han convertido la escena electrónica en la manifestación cultural más dinámica de la capital en los últimos años. En poco más de 24 meses se han presentado en el país estrellas de la talla de Dave Seaman, Nick Warren, Paul Oakenfold y Carl Cox, así como artistas de diversas nacionalidades y estilos que han ayudado a enriquecer la escena local y a darle fuerza al movimiento de DJ colombianos, que ya tiene en el mercado varios discos publicados por sellos independientes y también por grandes casas disqueras que comienzan a ver su importancia.

Pero el próximo paso es de grandes proporciones: se trata del segundo tributo que se le hará al legendario Love Parade berlinés en el parque Jaime Duque. Este ambicioso evento, de 36 horas de duración, se celebrará entre el 19 y el 21 de julio. En él cerca de 30 DJ de Colombia y de varios países de Europa y América se encargarán de mantener prendidas a las 15.000 personas que los organizadores esperan reunir. Será un evento de magnitudes gigantescas. Por primera vez el parque cerrará sus puertas a sus visitantes habituales. Para llevar a cabo esta gran fiesta se emplearán 350.000 vatios de sonido, tres compañías al frente de los sistemas de iluminación, 17 shows performance y 1.800 personas se encargarán de la organización y la seguridad de los asistentes. El evento ofrece dos modalidades. Una de ellas, un par de sesiones en el llamado 'Coliseo Romano' del parque, que se llevarán a cabo el viernes 19 entre las 7 de la noche y las 5 de la madrugada del sábado, y el sábado 20 entre las 7 de la noche y las 6 de la mañana del domingo. Quienes compren su boleta para esta opción podrán asistir cualquiera de los dos días. La sesión completa, de 36 horas, se llevará a cabo en el llamado 'Taj Mahal' del parque de 7 de la noche a 10 de la mañana del sábado y el mismo sábado de 7 de la noche a 6 de la mañana del domingo, con un interludio en el 'lago de los cisnes' el sábado 20 entre las 10 de la mañana y las 7 de la noche. El montaje total de este festival, a cargo de la empresa Conciertos Colombia, cuesta alrededor de 200.000 dólares.

El Love Parade original, un desfile gratuito, es de dimensiones aún imposibles de recrear en Colombia. Se calcula que cada año cerca de dos millones de personas participan y ven pasar el desfile de DJ que recorren las calles de la capital alemana. Esta fiesta, que se lleva a cabo desde 1989 por iniciativa del DJ Doctor Motte, se ha convertido en el gran paradigma de la cultura electrónica en el mundo entero.

El año pasado se hizo el primer intento de recrear en Colombia esta fiesta. En aquella oportunidad, en la que no faltaron los contratiempos, se reunieron cerca de 5.000 personas.



Caravana de estrellas

Colombia estará representada por varios veteranos de la escena electrónica: Alexa, Andrés Power, Adriana López, Montes, Chas, DJ Jairo y DJ Mao, varios de ellos fogueados con gran éxito en las presentaciones de las estrellas mundiales que han venido a Colombia.

Con ellos estarán 24 artistas extranjeros. Monika Kruse, de Alemania, quien en 1991 abandonó la idea de dedicarse al modelaje y comenzó su carrera de DJ en Munich. Chris Liberator proviene de Londres y comenzó su carrera musical muy orientado al punk pero a partir de 1990 se especializó en música electrónica y en particular en el techno. C1, otro británico, también es un veterano cultor del techno y trabaja en llave con el legendario Carl Cox, tanto en giras como en grabaciones con el sello In-Tec Records. Jel Ford, orientado al funk, y Mojolators (así se llama el proyecto de Justin Nichols) completan la nómina de los visitantes ingleses.

De Norteamérica llegan Dave Amstrong, de Vancouver (Canadá), orientado hacia el disco-house; la superestrella Irene, de Los Angeles, quien ha trabajado al lado de los míticos John Digweed y Paul Oakenfold; Donald Glaude, y los Disco Kidz, dúo de Orlando (Florida) integrado por Nelson Pérez y Brandon Railey. De Suecia viene el innovador Samuel Session. De Bélgica, otro punto neurálgico de la música dance, llega G-Force, proyecto a cargo del veterano DJ Stanny Franssen. DJ Paula, Mau Mau, Bruno Balbino y Deodato Soares representan a Brasil, la tierra de los campeones del mundo. Completan la parada el venezolano DJ Oddo y un grupo de DJ de Ibiza (la Meca de la música electrónica) y otros puntos de España. Son ellos Java, Reche, Petete, David Moreno, Jojo, el italiano Iu Bartolomé (radicado en Barcelona) y Narcis Subirus.

El tributo al Love Parade es un experimento arriesgado pero pone de presente que la música electrónica en Colombia es mucho más que una moda. Es una verdadera fiebre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.