06 marzo 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Gabo se deja ver en su cumpleaños número 86

EFE

LITERATURAEl escritor, que reside en México, salió unos instantes de su casa

Gabo se deja ver en su cumpleaños número 86. Gabriel García Márquez en su casa de México.

Gabriel García Márquez en su casa de México.

Foto: MARIO GUZMÁN (EFE)

"El hecho mismo de que ya no escriba apenas y toca o modifica la importancia y el cariño que en general se le tiene", dijo el escritor mexicano Ignacio Padilla.

El nobel de literatura 1982 no participa ya en actos públicos y vive prácticamente retirado del mundo, apar
tado de los reflectores, pero muy presente entre otros escritores y, sobre todo, en el corazón de sus lectores, su conquista definitiva.

Hoy hizo una excepción y sonriente, ataviado con un traje gris oxford, corbata de rayas y camisa rosa, salió hacia el mediodía al portón de su residencia, ubicada en el exclusivo barrio del Pedregal de San Ángel, a recibir un ramo de rosas amarillas, su color favorito.

Allí García Márquez, auténtico referente vivo de la literatura en español, se dijo "muy contento" de celebrar su 86 aniversario en compañía de familiares y amigos cercanos y escuchó cómo le cantaban "Las Mañanitas", una tradición en México con los cumpleañeros.

Gabo es "sin duda alguna el escritor, el contador de historias más importante junto con Borges del siglo XX latinoamericano, y me atrevería a decir que de la lengua española en general", señaló Padilla.

Este autor mexicano interpreta el silencio en que se ha instalado el autor de "Cien años de soledad" y "El amor en los tiempos del cólera" como algo que no afecta un ápice a la devoción que por sus libros sienten sus lectores en todo el mundo.

"No siento que haya un impacto significativo en nuestra manera de leerlo y en nuestra manera de quererlo. En ocasiones es incluso preferible que los escritores no escriban, sobre todo cuando ya han dicho de manera inmejorable lo que tenían que decir", aseveró.

El escritor colombiano Gabriel García Márquez confesó que está "muy contento" por celebrar su 86 aniversario en su casa de Ciudad de México en compañía de familiares y amigos cercanos. 

Un Gabo sonriente, ataviado con un traje gris oxford, corbata de rayas y camisa rosa, salió hacia el mediodía al portón de su residencia, en el exclusivo barrio del Pedregal de San Ángel, para recibir un ramo de rosas amarillas, su color favorito.

El Nobel de literatura en 1982 saludó a los periodistas que llegaron a su residencia: "¿Por qué tanto alboroto?", preguntó bromeando. De inmediato, los periodistas, acompañados por su asistente Genovevo Quirós, entonaron las tradicionales 'Mañanitas'.

Tras una prolongada sonrisa, el autor de 'Cien años de soledad' y 'El amor en los tiempos del cólera' regresó a su casa, aunque anunció que saldría más tarde para "seguir festejando", señalaron fuentes cercanas al escritor.

Desde muy temprana hora la casa del novelista fue inundada con arreglos florales y globos, así como pasteles de chocolate. Un amigo del escritor que se identificó como Sergio Gómez llegó a la residencia con botellas de vino y varios platos de comida, entre ellos huanzontles y fríjoles, que le encantan al autor.

Es "importante que los lectores aprendamos a permitirle al humano que hay detrás del poeta, que guarde silencio y se refugie en su intimidad para hacer lo que le dé la gana", añadió.

El escritor colombiano llegó a México en 1961 y hoy vive en el sur de la capital mexicana junto a su mujer, Mercedes Barcha, y sus más cercanos, sin prodigarse en actos sociales o culturales.

El también escritor mexicano Ignacio Solares, quien frecuentó a García Márquez en sus visitas a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), está convencido que con todo y su silencio el autor de 'El otoño del patriarca' es "el escritor vivo más importante en lengua española".

Solares piensa que Gabo, como le conocen los que le quieren, ya no necesita publicar nada más.

"Un buen escritor está más cerca de la gente a través de los libros que con su persona. Entonces García Márquez es una gente que, cada vez que abres un libro de él, estás con él. Entonces lo que necesita es más lectores todavía", aseguró.

"Lo que tenía que hacer ya lo hizo y lo que hay que hacer ahora es leerlo y releerlo, y agradecerle todo lo que nos dio", añadió Solares, quien siempre ha considerado "un lujo su plática, sus comentarios de literatura, de política, de lo que fuera".

Para la directora de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), Nubia Macías, no hay duda de que García Márquez "es un clásico vivo" al que en su 86 cumpleaños le desea que sus lectores "lo sigamos teniendo muchos años con gran calidad de vida".

"Gabriel García Márquez consiguió con su obra poner la literatura latinoamericana en el orbe, que el mundo volteara sus ojos a esta parte del mundo que hasta antes de los sesenta no se les consideraba ni se les daba el peso que se merecían, salvo algunas excepciones", apuntó.


PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad