Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/6/1986 12:00:00 AM

GANANCIA DOBLE

Refundiendo géneros y estilos, Pedro Casals crea el suyo propio.

A medio camino entre el relato policial y la crónica cosmopolita y entre la novela negra y la crítica social, la literatura de Pedro Casals refundiendo los géneros y los estilos ha venido a crear su propio género y su propio estilo.
Primero fue "El primer poder", publicada en febrero de 1984; le siguió, en septiembre del mismo año, "Anónimos contra el banquero"; luego vino "Por qué mataron a Felipe", en marzo de 1985, y ahora aparece, en octubre de 1985, "¿Quién venció en febrero?", cuatro novelas en dos años; todas editadas por Plaza y Janés. Sin duda el ganador en este juego ha sido Pedro Casals. Y ha ganado una partida doble. En principio la conquista de un público lector y luego el progresivo perfeccionamiento de sus novelas. Y es que Casals no se contentó con registrar, sostener y reeditar, con cada novela, su éxito. Casals es un inconforme, un vehemente inconforme. Y de su inconformismo se desprende un amplio impulso que lo orienta en una búsqueda hacia la gran literatura, la literatura con mayúsculas, como él la llama. Por lo pronto Pedro Casals es un autor popular: con cada novela duplica y triplica la tirada del libro anterior. Pero este registro no define su oficio; no en él, al menos. Casals se siente incómodo cuando se le encasilla, y no por temor a perder dimensión intelectual; más bien porque el encasillar sus novelas en uno de los subgéneros, atrae como consecuencia inmediata, la trivialización de lo que de fondo les puede pertenecer.

EL AUTOR Y EL PERSONAJE
Si bien ha trabajado el éxito a través de la buena disposición del lector hacia la novela criminal, Pedro Casals en medio de esto ha creado su propio lenguaje original y controlado, y que pone en movimiento una mecánica de intriga. El personaje, abogado e investigador privado, es Licinio Salinas. "Licinio Salinas -dijo Casals en una entrevista concedida a SEMANA- es un hilo conductor que me permite reflejar la sociedad que yo percibo, esta sociedad postindustrial, esta sociedad de fin de siglo, que va a ser una consecuencia de las nuevas tecnologías de punta...". Pedro Casals conoce el ambiente de sus personajes, su dicción, su voz. En sus cuatro novelas podemos encontrar al protagonista en un intrincado mundo de banqueros, de multinacionales e intereses políticos, de sucesos en altas esferas y elegantes mundos sociales, de conspiraciones también de imponderables consecuencias. En un mundo que ha explorado, se hace novelista, reciclando un pasado que ahora capitaliza en favor de su oficio. Nacido en Barcelona en 1944, estudió ingeniería industrial allí mismo, luego viajó a París para realizar un doctorado en sicosociología y luego marchó a los Estados Unidos en donde desempeñó entre otros trabajos, el de técnico de los programas de alimentación para los astronautas de los proyectos "Apolo XI" y "Apolo XII". Ha conocido diversos medios, con sus circunstancias y sus intereses y sus interpretaciones; de esto duplica con su protagonista una experiencia que se mueve como Pedro por su casa.
Licinio Salinas, sin duda tiene algo de Philip Marlowe, el célebre detective creado por Raymond Chandler; solitario y soltero, escéptico y cínico, vive la vida de su trabajo, con suficientes beneficios como " para comprar tiempo libre" en una ciudad consumista; y es de una lealtad y de una honradez a toda prueba... en especial consigo mismo. En la presentación que hace el autor de. Salinas en su primera novela, se lee "...su libertad proviene de profesar una absoluta lealtad a dos únicos principios: independencia económica e independencia emocional".

EL SOCIOLOGO COMO ESCRITOR Y AL REVES
El estudio de la sociología y la actual cátedra que imparte en el Politécnico de Barcelona le ha servido a Pedro Casals para dar una dimensión social a sus novelas. "La trama -explica Casals- viene a ser un pretexto; la amenidad es en realidad mi caballo de Troya. Me valgo de la literatura negra y entiendo por ésta aquella literatura, la policíaca, escrita con ánimo de crónica social que normalmente acaba siendo crítica social".
Detrás de todo esto están dos corroboradas figuras literarias, ya casi míticas: Balzac y Stendhal, dioses mayores de un Olimpo del que Casals también recuerda a Hemingway, Chandler, Hammett y el peruano Byrce Echenique, por la emoción que trae con su lenguaje. Si es cierto que una novela no se escribe, sino que se vive, Pedro Casals se apresura a vivir antes de escribir cada una de sus novelas. Y si bien éstas no están iluminadas por la íntima experiencia personal, lo estará por una penetrante apertura a la observación, apasionada o impasible, del entorno social al cual regresan, como crítica amena y sugestiva en "clave de ficción".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.