Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1980/12/11 00:00

Garfield

Los realizadores de esta adaptación no hacen ningún esfuerzo por contar alguna historia.

Garfield

Título original: Garfield: the movie.
Año de producción: 2004.
Director: Peter Hewitt.
Actores: Breckin Meyer,

Jennifer Love Hewitt, Stephen Tobolowsky, Bill Murray (voz).

Y de pronto Garfield se termina. Así, sin más, sin haber logrado nada. Y los realizadores de la película -que ante las críticas dirán "es sólo una película para niños" como si estuvieran diciendo "en realidad es una película para tontos"- no han conseguido contar una simple historia. La verdad es que tienen a un buen personaje, aquel cínico, gordo, perezoso gato anaranjado de las tiras cómicas, que se pasa los días frente al televisor (esta graciosa versión libre, hecha por computador, cuenta además con la voz del comediante Bill Murray), pero en últimas no tienen mucho más que eso. Sí, un dueño sometido llamado Jon Arbuckle. Una joven veterinaria, Liz, enamorada de Jon porque sí, porque le parece amable desde los días del colegio. Y un perro bondadoso recién adoptado, Odie, que será secuestrado por un malvado presentador de televisión que sueña con ser una gran estrella. Pero no, no mucho más que eso.

El gato Garfield fue creado por el caricaturista Jim Davis en 1978. Y presentado el 19 de junio, por primera vez, en 41 diarios estadounidenses. Nació, dentro de la trama, en la cocina del restaurante italiano Mama Leone's (por eso es fanático de los platos de lasaña) y desde que fue acogido por

Arbuckle se apropió del control remoto de la casa. Hoy, 26 años después de su lanzamiento, la tira cómica aparece en 2.570 periódicos de todo el mundo y es leída por 263 millones de personas. Suficientes personas, creo yo, para armar una protesta contra este largometraje tan perezoso como su desaprovechado personaje principal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.