Martes, 17 de enero de 2017

| 1988/12/12 00:00

GENTECITA DEL MONTON

Todo el engranaje de las relaciones de la clase media colombiana, estudiado por Alvaro Villar Gaviria.

GENTECITA DEL MONTON

Psiquiatra, investigador, humanista, Alvaro Villar Gaviria goza de un prestigio bien ganado dentro de un notable círculo de intelectuales colombianos, pero también es objeto de crítica y animadversión dentro de algunos círculos de su profesión. No es raro. Su pensamiento lo sitúa más allá de la ortodoxia en el ejercicio de la psiquiatría, lo sitúa el un campo más amplio y polémico: el lugar en donde se entrecruzan las relaciones sociales con la política, la economía, la religión, las instituciones (incluído el psicoanálisis) las leyes y la tradición, de un gran conglomerado social que ha sido el motivo de su permanente observación: las clases sociales en Colombia.
Rebasando los límites y la inmediatez particular de su labor médica, Villar Gaviria ha dedicado su observación de largos años a ciertos aspectos marginales de nuestra sociedad. El resultado es una serie de importantes libros que ha dado a la imprenta:"El servicio doméstico, un gremio en extinción" (1984), "La salud pública, ¿para quién?" (1978), "Cárceles y manicomios" (1982), "Freud, la mujer y los homosexuales" (1986), "El niño, otro oprimido" (1985) y "Psicología y clases sociales" ( 1978), cuyo segundo tomo acaba de ser publicado, igual que los títulos mencionados, por Carlos Valencia Editores.
Los fenómenos que estudia Alvaro Villar Gaviria son en sí mismos enormemente complejos. Van desde los hábitos del consumo del empleado medio, hasta la relación Estado-Iglesia, recorriendo el cuerpo social a través de fenómenos que acogen temas como el de la madre joven, la relación señora-servidumbre, vida cotidiana, la sobreprotección materna, religiosidad y neurosis, aspectos escolares, etc. En realidad, el autor trata cada uno de sus temas en ensayos independientes pero dando solución de continuidad a su discurso desde el punto de vista ideológico, que se hace explícito en el objetivo mismo del libro. Con él, Villar Gaviria pretende crear una visión critica acerca de la clase media colombiana para, hipotéticamente, fomentar en ella una toma de conciencia acerca de su situación real y promover así el reconocimiento de los mecanismos, conscientes o inconscientes, que la impulsan a su actividad o bien a su pasividad, frente a los diversos hechos que la sociedad contemporánea va estructurando.
De la observación psicológica del comportamiento, Villar Gaviria se ha desplazado hacia la observación social. De tal manera que su metodo no corresponde a una escuela, ni a una tendencia científica, aunque su freudianismo ha perdido su vigor. La tarea de Alvaro Villar en este sentido es más artesanal, trabaja directamente sobre los datos que objetivamente le ofrece la realidad, a partir de los cuales el autor va estructurando su visión critica. ¿Qué ve, pues, en el individuo, la familia y la sociedad? Ante todo, relaciones críticas de dependencia. La manera como se establecen, como se sostienen y perpetúan estas relaciones y la lógica de su desarrollo, viene a trazar en el curso de su trabajo, una ilustración patente del pensamiento de Marx que le sirve de epigrafe al libro: "...La esencia humana no es algo abstracto e inmanente a cada individuo. Es, en realidad, el conjunto de relaciones sociales". Y esto define de una vez por todas el carácter del trabajo de Alvaro Villar Gaviria. De la ilustración cabal del pensamiento de Marx depende en gran medida su interpretación social pero también es el motor que impulsa sus obvias reducciones y sus frecuentes generalizaciones, de las cuales, sin embargo, ya nos había advertido.
Comoquiera que sea, el estudio configura una visión general, muy valiosa, aunque bastante pesimista, de ese importante engranaje social que es la clase media. Explotada bajo el ilusionismo del consumo y los símbolos de prestigio y status, orientada poéticamente, más que en razón de sus intereses, en función de los beneficios que de ella obtiene la clase dirigente, hipotecada de por vida en su afanosa persecución de los elementos básicos para su supervivencia y confort, la clase media que nos muestra Alvaro Villar configura y refleja toda una ideología "burguesa" que pone en funcionamiento los mecanismos sociales, culturales y religiosos que hacen que esta ideología se reproduzca de generación en generación. Aquí están pues expuestas las ideas y la conducta que tienen una influencia determinante en la evolución de nuestra sociedad contemporánea.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.