Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/01/11 00:00

'El Renacido', de González Iñárritu, triunfó en unos Globos de Oro muy latinos

Con los dos galardones que recibió en las categorías mejor drama y mejor dirección, la última película del cineasta mexicano dio un paso de gigante en la carrera hacia los Óscar.

Alejandro González Iñárritu y Leonardo Dicaprio. Foto: AFP

La más reciente película del cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu, El renacido, dio un paso de gigante en la carrera hacia los Óscar al triunfar este domingo en los Globos de Oro, que también repartieron premios a los actores latinos Gael García Bernal y Óscar Isaac.

The Martian, dirigida por Ridley Scott, fue coronada de su lado como la Mejor comedia, a pesar de que narra la angustiante odisea de un astronauta que intenta volver a la Tierra después de que su misión falló.

González Iñárritu vivió una gran noche subiendo dos veces al escenario para recoger los galardones a Mejor drama y Mejor dirección por El renacido, un western en el que explora los instintos más básicos del ser humano.

La fiesta fue redonda cuando su protagonista, Leonardo Di Caprio, recibió el Globo de Oro, en una clara señal de que también está lanzándose a conquistar la temporada de premios.

El actor fue recompensado por encarnar de forma brutal a un cazador de la Norteamérica de 1820 que sobrevive a la naturaleza más hostil para vengarse de sus compañeros, quienes lo entierran vivo.

El rodaje se llevó a cabo en Canadá y la Patagonia argentina, bajo condiciones meteorológicas extremas y con la ayuda de los pueblos nativos.

"No se trata de presupuesto o ambición. Cada película es muy difícil de hacer y esta es la aventura más difícil en la que me he embarcado", aseguró el director mexicano, quien todavía tiene fresca en la memoria el año estelar que vivió en el2015 con Birdman.

"Es tiempo de que reconozcamos vuestra historia y de que protejamos vuestras tierras indígenas de los intereses corporativos", dijo Di Caprio a las poblaciones nativas que participaron en el film.

Volvió Rocky Balboa


Brie Larson dio la sorpresa al convertirse en la Mejor actriz dramática por Room. Aunque las quinielas daban ganadora a Cate Blanchett por Carol, la joven actriz se impuso por interpretar a una madre secuestrada junto a su hijo en una habitación.

Los mejores en la comedia fueron Matt Damon por The Martian y Jennifer Lawrence, estrella de Joy, en la que vuelve a ponerse bajo las órdenes del cineasta David O. Russell.

"Gracias por escogerme, por tu profesionalidad. Tu amor por el cine es puro. Haces películas sin importarte si la gente las verá. Es un cumplido", señaló dirigiéndose al director.

Sylvester Stallone protagonizó uno de los momentos más emocionantes de la noche al recibir el premio de reparto por su actuación en Creed, donde vuelve a interpretar al mítico boxeador Rocky Balboa, el personaje que lo llevó al estrellato.

"Quiero dar las gracias a mi amigo imaginario Rocky Balboa por ser el mejor amigo que he tenido", aseguró divertido.

Del lado femenino, Kate Winslet fue la mejor por Steve Jobs, la biografía basada en la vida del cofundador de Apple.

La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) premió la húngara Son of Saul como Mejor película de habla no inglesa, terminando con las esperanzas de la chilena El Club. Inside Out fue la mejor en la categoría animada.

Triunfo de García Bernal

Del lado de la televisión, el mexicano Gael García Bernal vivió una noche irrepetible celebrando su victoria como Mejor actor de comedia en televisión por Mozart In The Jungle, que también fue premiada.

En esta serie que emite Amazon, el actor encarna a un director de orquesta que toma las riendas de la sinfónica de Nueva York, un personaje basado en el venezolano Gustavo Dudamel.

"Quiero dedicarle esto a la música, a toda la gente que encuentra en la música un código común para la comunicación, la justicia y la libertad", declaró embargado por la emoción.

El guatemalteco Óscar Isaac, nueva estrella de la saga Star Wars, también recogió su Globo de Oro por su papel protagonista en la película de televisión a serie limitada Show Me A Hero.

El brasileño Wagner Moura perdió frente a Jon Hamm (Mad Men) el premio a Mejor actor dramático de televisión por encarnar a Pablo Escobar en Narcos, que también vio cómo Mr. Robot se llevaba el galardón a Mejor drama.

La gala fue amenizada por el descarado humorista británico Ricky Gervais, que aprovechó su papel de maestro de ceremonias para meterse con las estrellas de Hollywood.

Gervais tuvo divertidas palabras para Mel Gibson, Matt Damon y Sean Penn, ausente en la entrega de premios pero en el centro de la polémica desde cuando el sábado se supo que entrevistó clandestinamente al narcotraficante mexicano Joaquín el 'Chapo' Guzmán.

Con información de AFP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.