Jueves, 19 de enero de 2017

| 2006/02/12 00:00

Gol

Este relato de superación parece probar la siguiente máxima: "no es posible hacer una buena película de fútbol".**

El largometraje, que costó 30 millones de dólares, cuenta la historia de un joven mexicano desde cuando se escapa de su casa hasta cuando llega a jugar un partido con el Newcastle.

Título original: Goal!
Año de producción: 2005
Dirección: Danny Cannon
Guión: Mike Jefferies, Adrian Butchart, Dick Clement, Ian La Frenais
Actores: Kuno Becker, Alessandro Nivola, Marcel Iures, Stephen Dillane, Anna Friel, Kieran O'Brien, Sean Pertwee, Cassandra Bell. Lo más triste que puede pasar en el cine es llegar a una película con la edad equivocada. Lo digo porque para disfrutar de Gol, para no morirse de la risa en sus momentos tristes y no ser cínico ante sus inconsistencias y sus vergonzosos lugares comunes, quizás haya que tener diez, ocho, cinco años, y no haber visto nunca películas sobre deportistas. Tal vez así, sin pasados cinematográficos, sin pretensiones críticas, la historia de cómo el mexicano Santiago Munez llegó a entrenar con el Newcastle United de Alan Shearer (y de paso, a encontrar el amor, alcanzar su mayor sueño y hacer las paces con sus raíces) pueda parecer una epopeya de nuestra era, un Cantar del Mío Cid para tiempos de superación personal. La historia del cine está llena de brillantes dramas ambientados en el mundo del deporte. Y, sin embargo, aunque un partido tiene todos los elementos de una apasionante obra de suspenso (los héroes, los villanos, el tiempo que corre en contra del resultado), parece imposible filmar una buena película de fútbol. Quizá la mejor, a pesar de sus desmanes (Pelé hace gol de chilena, Ardiles hace la bicicleta a un futbolista nazi), siga siendo la entretenida Fuga a la victoria. Las demás fracasan a la hora de filmar los tiros libres, las jugadas de riesgo. Sus directores no saben en qué lugar de la cancha poner la cámara. Sus editores les dan a los encuentros el ritmo de una contienda de básquet. Gol no es la excepción, no, pero, como sólo es el comienzo de una trilogía, aún tiene la oportunidad de crecer como crecerán sus seguidores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.