Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1994/10/10 00:00

GOLES A LA INTOLERANCIA<BR>CUANDO QUIERO LLORAR, LLORO<BR>PARA VER...

GOLES A LA INTOLERANCIA<BR>CUANDO QUIERO LLORAR, LLORO<BR>PARA VER...




GOLES A LA INTOLERANCIA
Andrés Marroquín es un joven director que busca la manera de hacer pensar, divirtiendo.

LOS DRAMATIZAdos pueden ser esquizofrénicos: no mirar a la realidad ni de frente ni de costado, con personajes que no trabajan y tienen los bolsillos llenos, que no envejecen y no tienen pasado. O tomar un camino tan mesiánico (Sida: cadena mortal, es un ejemplo), que a pesar de las intenciones, terminan convertidos en una híbrida cartilla.

Algunas excepciones le ofrecen al país la oportunidad de mirarse, aterrarse o reírse de sí mismo sin descuidar el género.

Andrés Marroquín, uno de los pocos directores con grado en su oficio (estudió cine y televisión en Cuba), es un ejemplo. No cree que haya inventado el agua tibia, pero sí que todo lo que ha hecho responde a sus ideas más profundas. Sin tratar de pontificar, pone sus historias sobre la tierra. De pies a cabeza y Caballos de fuego, son dos series en las que con buenos libretos e imaginación desnuda la intolerancia de la violencia.

En la primera sienta a la familia a entenderse a sí misma, siguiendo un balón, los encuentros de equipos infantiles, un secuestro, un ex ídolo del futbol y los rubores del primer amor. El lenguaje de los niños, la manera en que digieren la información de los adultos y la vida cotidiana le dan fuerza a un seriado que ha sabido dosificar la aventura con la reflexión.

En Caballos de fuego anda tras las huellas de un cow boy de la ciudad, inspirado en los antihéroes de las películas del Oeste, sólo que en este caso en vez de praderas atraviesa la jungla de la ciudad, y en lugar de los jeans del vaquero lleva el gabán del cartonero. Un lenguaje más duro y una historia más compleja en la que el dinero y su poder de seducción es el tema de su otro dramatizado, en el que maneja un mayor nivel de creación de atmósferas y de acción. Ambos se han convertido para él en su grano de arena contra la intolerancia y un aporte a la construcción de un formato que conjuga la preocupación por el país con la dosis necesaria de argumentos televisivos.



CUANDO QUIERO LLORAR, LLORO

DELIA FIALLO ES UN NOMBRE MITIco en la aldea global de los culebrones. Cubana, vivió por mucho tiempo en Venezuela y ahora está radicada en Miami; llena las pantallas del mundo de telenovelas con nombres de piedras preciosas, chicas embarazadas, galanes de pelo en pecho y tías brujas. En Latinoamérica primero, luego en Europa, todos se han rendido a la contundencia de sus historias seductoras de finales iguales. Huérfanas, ciegos, madrastras, hospitales y reformatorios son el convincente arsenal que dispara siempre a la fija a los corazones. Una de sus ¿hijas? más recientes es Kasandra, la novela de la 1:30 por el Canal A. Para reforzar el lanzamiento de la novela, llegarán a Colombia en noviembre sus protagonistas Coraima Torres y Osvaldo Ríos y la libretista madre de las penas, los despechos y las violaciones con su fórmula infalible de convertir lágrimas en pesos.



PARA VER...

CINE A LA LATA: BUGAMBILIA
Cadena 3, Domingo 18, 10:30 p.m.

EN LA extensa tradición del cine mexicano, multiforme y desordenado, se alternan productos netamente comerciales con brillantes chispazos, como el de el exquisito cuarteto que brilló con luz propia: el fotógrafo Gabriel Figueroa (formado en las producciones del maestro ruso Eisenstein), los míticos actores Pedro Armendáriz y Dolores del Río, y el director Emilio 'Indio' Fernández. Este después de haber combatido en la revolución y trabajado en Hollywood, regresa a su país con una propuesta original que trascendió el pintoresquismo. Bugambilia, su sexta película en la que hace una mirada exaltada al machismo, es una muestra de lo mejor de su trabajo, antes que cayera en productos en serie de mucha menor calidad. Con este ciclo de las mejores obras del 'Indio', Cine a la lata muestra la otra cara de la moneda de las producciones mexicanas, en contraste con las que se vienen presentando los sábados a las 10 de la noche por el Canal A en Cine para todos, que no pasan de los gemidos de Vicente y Pedrito Fernández o los apuntes de la 'India' María.


MELROSE PLACE
CANAL A, SABADO 17, 4 P M

ESTA SERIE es definitivamente un fenómeno de sintonía en Estados Unidos, donde los sicólogos se han preguntado el porqué de su aceptación. Concluyen qué más que una manera de escapar de la realidad, la seria ofrece mecanismos para enfrentarla, al dar una representación visual de todos los conflictos del hombre común. Claro está que esas conductas autodestructivas, relaciones abusivas, infidelidades y todo el ramillete de Fobias urbanas se encarnan en atléticos y hermosos yuppies. Esta semana Jane, enfrentándose a Robert, acepta que Michael viva en su apartamento, pero eso sí, bajo sus propias condiciones. Billy, por su parte, no tiene un buen día pues le toca recibir el carro que Steve le envia a su novia .


GRANDES MINISERIES
UNA MUJER LLAMADA GOLDA
CANAL 3, JUEVES 15, 10:30 P. M.

CUANDO LA periodista italiana Oriana Fallaci conoció personalmente a la estadista judía. considerada por sus compañeros 'El único hombre del gabinete', se asombró de sus ademanes y sonrisa tímida de abuela. Entre estos dos extremos se movió la vida de Golda Meir, una de la principales figuras del siglo XX. Delegada del Consejo, integrante de la fuerza judía de autodefensa y de la Comisión de Mujeres Obreras, terminó su carrera en la cancillería de su país, Israel, en cuya independencia también participó.

Meir es desmitificada en esta serie de cuatro capítulos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.