Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2000/12/18 00:00

Gozo poderoso

En el Planetario Distrital se exhiben las obras que varios artistas hicieron alrededor del nuevo álbum de los Aterciopelados.

Gozo poderoso

A veces, en las inauguraciones, hay más gente de la que debería haber. Hay gente a la que ni siquiera se le ocurre mirar la obra del artista que expone pero, en cambio, está pendiente de los fotógrafos de las páginas sociales o de estrecharle la mano a tal o cual personaje. Hace poco se inauguraron dos muestras en las que lo importante no era el artista ni su obra sino dos personajes que, de alguna manera, sin proponérselo, se robaron el show: el alcalde electo de Bogotá, Antanas Mockus, y Andrea Echeverri, la vocalista del grupo de rock los Aterciopelados.

La culpa, claro, no es de ninguno de los dos. Nijole Sivickas, mamá del alcalde, inauguró su muestra en la Galería La Cometa —y se convirtió en un asunto de ciudadanía—, en los medios se anunciaba la exposición de Nijole con la presencia de..., y claro, había cámaras de televisión que perseguían al alcalde para que diera sus declaraciones, ¿de qué?, ¿quién sabe? Incluso a ella, a Nijole, en algún medio radial le preguntaron que si su hijo era su mejor obra (?). Al mismo alcalde unas jovencitas le pidieron un autógrafo, a lo que él, políticamente correcto, respondió que si querían un autógrafo que se lo pidieran a su mamá, que era la estrella de la noche. Y de verdad lo era.

Algo similar sucedió en el Planetario con la inauguración de la muestra de las obras que ilustran el nuevo disco de los Aterciopelados. Allí el circo social llegó a otros extremos, había periodistas de farándula, de esos que nunca van a una muestra y llevan, como traje de gala, un disfraz. Algunos de los asistentes, la mayoría jóvenes, esperaron a que Andrea empezara a cantar Mujer gala o alguna canción de Gozo poderoso. Con todo, era un lío entrar a ver la muestra; sin embargo había algún espacio para disfrutar de la propuesta del grupo. Ellos, Andrea Echeverry y Héctor Buitrago, les pidieron a varios artistas, la mayoría amigos personales, que hicieran una obra alrededor del chamanismo y de las cosas que les despertara la música del disco. El resultado es alucinante y va más allá de la anécdota. Además la selección es bastante acertada, hay obra de artistas como Beatriz González, Alvaro Barrios, Rodrigo Facundo, Carlos Jacanamijoy y Lucas Ospina. Y bueno, volviendo al primer punto, es bastante saludable que las galerías y los museos busquen de vez en cuando un toque publicitario que acerque más a la gente al arte contemporáneo, ¡Pero que no sea sólo en las inauguraciones! Ya las galerías Diners y El Museo, para hablar de instituciones comerciales, lo han intentado con ciclos de conferencias, ¿pero los mismos medios de comunicación, y no sólo los escritos, son capaces de hacer algo?

Viéndolo bien, los que estaban de más, en ambas inauguraciones, eran los camarógrafos. Y no porque no deban estar sino porque apuntan sus cámaras hacia donde no deben.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.