Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/20/1995 12:00:00 AM

GRABACIONES DE UN PESO PESADO

Siete discos compactos recopilan en su totalidad las grabaciones de John Coltrane para el sello Atlantic Records.

LA REFERENCIA es única: John Coltrane fue uno de los saxofonistas más grandes, revolucionarios e influyentes que dio el jazz. Por eso, los buenos seguidores de éste, el género musical por excelencia del siglo XX, han de sentirse emocionados con la publicación de la colección The Heavyweight Champion: The Complete Atlantic Recordings of John Coltrane, un recorrido nostálgico por las grabaciones que el legendario 'Trane' hizo entre enero de 1959 y mayo de 1961 para el sello Atlantic Records y que se habían conocido en 10 discos publicados entre 1960 y 1975.
John Coltrane fue un revolucionario dentro del jazz. Su estilo rítmico, velocidad, explosivos ataques, las texturas que logró y los elementos que trajo de las culturas africanas y orientales al jazz, son algunos de los elementos que lo colocaron en un sitial alto. Coltrane nació en Carolina del Norte en 1926 y desde muy joven se formó musicalmente en los caminos del blues y el rhythm and blues, con influencias primarias de músicos como Johnny Hodges y Lester Young, así como de Charlie Parker de quien fue su discípulo. Hacia 1947 se inició profesionalmente y muy pronto se vinculó a combos importantes como el de Eddie Vinson, Dizzy Gillespie, Earl Bostic y Johnny Hodges, en los que participó por temporadas hasta 1955 cuando se integró al quinteto del trompetista Miles Davis.
Con Davis, Coltrane creció lentamente hacia una libertad armónica que inició con las formas modales implementadas por el primero hacia 1956, es decir, la improvisación sobre una escala musical y no sobre los cambios entre acordes. Coltrane trabajó también al lado de Thelonious Monk, a quien consideraba hombre clave en su crecimiento como músico. Por esa época, Coltrane desarrolló lo que se conoció como las 'hojas del sonido' (sheets of sound), un estilo basado en la rapidez con que una nota se superponía a otra y cuyo resultado sonoro era comparado con el sonido de un tren, una lluvia de meteoros, una erupción volcánica o de manera más sencilla, con el chirrido producido por el roce de dos superficies metálicas ásperas.
La fórmula fue palpable en los trabajos de Coltrane anteriores a 1959, año en que firmó un contrato de exclusividad con el sello Atlantic Records. En sus grabaciones para esta disquera, y que es el material incluido en la recopilación motivo de esta nota, el saxofonista se inclinaba más por las formas melódicas, por un interés cada vez mayor hacia los aspectos estructurales de la improvisación, y sus gustos por los ritmos africanos y latinos.
Otra de las características musicales de esta época en el trabajo de Coltrane fue el empleo de una estructura musical basada en cuatro notas y que en aquel tiempo se conoció como 'patrones pentatónicos', una técnica de la que incluso se llegaron a escribir libros enteros. Vale destacar que en las primeras de estas grabaciones (enero, marzo, mayo, noviembre y diciembre de 1959), John Coltrane tocaba únicamente el saxo tenor y sólo hasta el verano de 1960 se inclinó por el saxo soprano, un instrumento que por las texturas que lograba, le permitió acercarse más a los sonidos de ciertos instrumentos africanos y del Oriente Medio.
En estas grabaciones también se debe reconocer la labor y el aporte de los músicos que lo acompañaron. Gente como el vibrafonista Milt Jackson y el baterista Connie Kay (músicos del Modern Jazz Quartet), el pianista Tommy Flanagan, el bajista Paul Chambers, el trompetista Don Cherry, el pianista McCoy Tyner y el trompetista Freddie Hubbard, entre otros músicos de alto reconocimiento en el mundo del jazz.
Las grabaciones recopiladas en esta colección, aparecieron originalmente en los discos Giant Steps (1960). Coltrane Jazz (1961), My Favorite Things (1961), Bags & Trane (with Milt Jackson) (1961), Olé Coltrane (1962), Coltrane Plays the Blues (1962), Coltrane's Sound (1964), The Avant-Garde (with Don Cherry) (1966), The Coltrane Legacy (1970), y Alternate Takes (1975). Lo interesante en la recopilación es que a diferencia de volver a reseñar estos álbumes, los temas son presentados en su orden cronológico de grabación, gracias a un trabajo adelantado por Joel Dorn, un hombre vinculado durante décadas a la industria de la música quien rescató seis cajas con las cintas magnetofónicas del paso de Coltrane por el sello Atlantic.
Según lo dice él mismo en las notas anteriores a esta colección "todo lo que tenemos, lo tiene usted o como diría alguien, aquí está todo lo que hay, porque no hay más". Eso quiere decir, que adicional a los temas que integraron los 10 álbumes antes referidos y que se resumen aqui en seis discos compactos, se incluye en un empaque original que simula una caja de cinta magnética, un séptimo disco compacto que recoge 25 tomas distintas entre ensayos, piezas incompletas o versiones que finalmente no fueron escogidas de temas legendarios de Coltrane como Giant Steps y Naima, lo que permite, de alguna manera acercarse al proceso evolutivo y perfeccionista de grabación .
Esta colección incluye un libro completo que toca la parte humana y musical del saxofonista, con anécdotas personales de músicos y amigos, así como un relato biográfico musical con explicaciones técnicas -propias para fanáticos del jazz- en torno de estas grabaciones. Acompañado igualmente por una buena selección fotográfica y una impecable presentación, este The Heavyweight Champion... se convierte en una de las mejores labores de rescate histórico en el mundo del jazz y una buena forma de vivir uno de los períodos más productivos de Coltrane, con composiciones complejas pero llenas de elegancia, energía y hermosura.
Y lo mejor...ya se consigue en el mercado nacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.