Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/01/27 00:00

Grandes ligas

Las obras 'Narciso', de Óscar Muñoz, y 'Circo de pulgas', de María Fernanda Cardoso, harán parte de la colección permanente de la Tate Modern de Londres, el museo de arte contemporáneo más importante del mundo.

'Circo de pulgas', de María Fernanda Cardoso pasará a integrar la colección de Tate Modern.El único artista colombiano que tenía obras en esta colección era Doris Salcedo, con tres de sus esculturas.

Hace un año Cuauhtemoc Medina, curador asociado de arte latinoamericano de Tate Collection, y Tania Barson, curadora de Tate Liverpool, tenían previsto un recorrido por galerías y museos de América Latina para observar el trabajo de varios artistas.

Sin embargo, en sus agendas no estaba Colombia y sólo a partir de una carta de invitación de la Fundación de Amigos de las Colecciones de Arte del Banco de La República y de la insistencia de algunos miembros del comité de adquisiciones de Tate Modern, los dos curadores decidieron visitar Bogotá y Cali.

Aquí no sólo recorrieron museos y galerías, sino también se entrevistaron con algunos artistas del país. Era su primera visita a Colombia y se encontraron, gratamente, con una producción artística que no conocían. Según un miembro del comité de adquisiciones de Tate Modern, desde esta visita a mediados del año pasado, hasta ahora, se ha venido realizando una serie de gestiones que acaban de resultar en la compra de dos obras muy importantes para el arte contemporáneo colombiano: Narciso, de Óscar Muñoz (nacido en1951) y Circo de pulgas, de María Fernanda Cardoso (1963). Estas dos obras se unirán a tres esculturas de Doris Salcedo (1958) que desde algunos años hacen parte de Tate Modern de Londres, considerada la colección de arte contemporáneo más importante del mundo. Es el resultado de un proceso que ha tomado más de un año y que aún no termina, pues las obras aún no se han entregado oficialmente.

Narciso, de Óscar Muñoz, artista caleño que comenzó su carrera como dibujante, es una instalación que se refiere al mito del hombre que se enamoró de sí mismo. Consiste en una serie de cajas llenas de agua. El artista hace pasar polvo de carbón a través de un tamiz fotoserigráfico que contiene el molde de su propio rostro. El polvo se deposita sobre la superficie del agua y a partir de entonces la obra comienza a cambiar. Muñoz ya no tiene control sobre ella, pues el aire, la evaporación y otras eventualidades hacen que los retratos se alteren hasta que, después de varios días (cuando toda el agua se evapora), quedan fijados en el fondo de las cajas.

Circo de pulgas, de Cardoso, es literalmente eso: la artista se dedicó varios años a adiestrar pulgas y a presentar su show en varios museos y espacios no artísticos del mundo. Tate Modern tendrá no sólo la carpa del circo y el registro de video que permite ver los detalles del espectáculo, sino también los elementos que lo componen: en el circo hay pulgas-bala, pulgas que hacen esgrima, pulgas trapecistas, entre otras variaciones de una instalación que siempre causa polémica por el uso de animales (característica de la obra de Cardoso), pero que cuestiona, de paso, lo contradictorio que resulta la indignación de gente que pelea por las pulgas, pero que jamás protesta por la vida humana, por los asesinatos, por los secuestros.

Tate Modern alberga obras de los artistas más destacados del siglo XX como Marcel Duchamp, Joseph Beuys, Salvador Dalí, Joan Miró, Pablo Picasso y Henry Moore, entre muchos otros. Para el arte colombiano, sin duda, es muy importante tener una buena representación en este museo que cada año recibe la visita de decenas de miles de personas de todo del mundo. n

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.