Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/02/02 00:00

Hijo de tigre...

'Nueve Vidas', la película de Rodrigo García Barcha, ha recibido comentarios excelentes de los los críticos estadounidenses. Todo gracias a la manera particular que tiene este director de hacer cine.

Rodrigo García Barcha ha convencido a grandes actrices de Hollywood para que participen en sus películas. Glenn Close es una de las que más lo han apoyado. En 'Nueve vidas' hace el papel de madre de Dakota Fanning, la niña estrella de Hollywood

Son pocos los hijos de artistas famosos que reciben reconocimiento en campos similares a los de su padre. Generalmente, la sombra del progenitor es tan grande que les resulta casi imposible alejarse de ella. Rodrigo García Barcha parece ser una de esas pocas excepciones a la regla. Ya con su primera película, Cosas que diría con solo mirarla (que no se llegó a proyectar comercialmente en Colombia), había logrado llamar la atención de los críticos cinematográficos, especialmente de Europa. Pero Nueve vidas, su nueva producción, lo ha consolidado. En la actualidad es considerado uno de los directores independientes más importantes del mundo cinematográfico estadounidense, y los críticos de ese país no han escatimado sus elogios. "Los momentos que García ha escogido para desarrollar son inolvidables, las mujeres -interpretadas por un ensamblaje de mujeres todas en el máximo de sus capacidades-, indelebles", escribió Ann Hornaday, la crítica del diario Washington Post.

La película, que ganó el festival de Locarno, Suiza, está nominada a los Independent

Spirits Awards, los premios más importantes del cine independiente estadounidense, y hay quienes han llegado a decir que podría ser nominado a los Oscar, lo que sería una gran sorpresa. Pero por ahora ya es un gran logro que García esté nominado en los premios Independent en las categorías de mejor dirección y mejor guión, y una de sus nueve actrices, Robin Wright, en la de mejor actriz de reparto. Nueve vidas está nominada en estos premios junto a películas como Breakback mountain, Capote y Good night and good luck, tres de las producciones que mejores críticas han recibido este año, hasta el punto de que la primera, dirigida por el coreano Ang Lee, se ha ganado casi todos los premios entregados hasta ahora tanto en la categoría de mejor película como de mejor dirección.

Pero los reconocimientos de la crítica no llegan sólo para Nueve vidas. También los críticos estadounidenses han sido bastante elogiosos con García como escritor de guiones, por la manera como construye sus pequeñas historias cinematográficas. Nueve vidas continúa con el estilo de narración que ya había utilizado en sus anteriores películas (después de Cosas que sólo diría con mirarla hizo Tiny love stories). Está construida por segmentos independientes que tienen una duración de máximo 14 minutos.

García cuenta la historia de nueve mujeres en situaciones impactantes de su vida. Lo que más llama la atención de los críticos es que en pocos minutos el bogotano logra contar más de las mujeres que muchos directores en largometrajes completos. "García lo deja a uno pensando profundamente acerca de esas personas. Y lo deja a uno con ganas de saber más sobre ellas", dijo en su columna Carrie Rickey,el crítico de cine del diario Philadelphia Inquirer. "Juntas (al referirse a las nueve historias que conforman la película) se adhieren de tal manera, que debe ser la película más cercana a convertirse en el equivalente a la colección de relatos breves de Anton Chejov", escribió Sthepen Holden, crítico del diario The New York Times. Pero Holden no es el único que lo compara con los grandes maestros del relato corto. El crítico del Chicago Sun-Times, Rogert Ebert, comentó: "Los grandes escritores de relatos cortos, como William Trevor y Alice Munro, nos pueden sobrecoger; sus historias son cortas pero no pequeñas. Aquí Rodrigo hace lo mismo". Y otro crítico a llegó a decir que su trabajo sugiere a los relatos de Raymond Carver, considerado por mucho como el mejor escritor estadounidense de relatos del siglo XX. ?

¿Sólo mujeres?

Lo particular de la obra cinematográfica de García Barcha es que todas las historias que ha contado hasta ahora (sumando sus tres películas) tienen a mujeres como protagonistas. "Con frecuencia me preguntan por qué hago películas acerca de mujeres, y siempre contesto lo mismo: no hago películas acerca de mujeres, hago películas acerca de cosas que me interesan, empleando caracteres femeninos... Jason Isaacs, que hace el papel de Damián en 'Nueve vidas' me dijo el día que nos conocimos: 'Usted escribe acerca de mujeres porque eso lo inhabilita para escribir acerca de asuntos que emocionalmente lo afectan'. Él está en lo correcto. Soy un cobarde, como casi todos los hombres, y no quiero ser desnudado en escena si en realidad no tengo que hacerlo. Esconderme detrás de esas mujeres me permite explorar asuntos que me asustan: las relaciones de las que uno no puede escapar; la dependencia hacia los seres amados; la atención hacia los seres amados, las expectativas de los que aman; la pérdida de un ser amado...", escribió Rodrigo García Barcha en una pequeña autobiografía publicada en una revista especializada estadounidense.

Tal vez el hecho de que sean historias femeninas es lo que llevó a que muchas de las principales actrices hayan aceptado trabajar en sus películas, así sea ganando 500 dólares por día, el sueldo mínimo permitido por el sindicato de actores de Hollywood. Es así como después de haber contado en su primer película con Glenn Close, Holly Hunter, Amy Brenneman, Kathy Baker, Cameron Díaz y Calista Flockhart, entre otras, en Nueve vidas regresó con otro elenco de lujo donde, además de las cuatro primeras actrices anteriores, también contó, entre otras, con Lisa Gay Hamilton y Dakota Fanning, la niña estrella del cine estadounidense. Todo el elenco femenino de la película ganó el galardón de mejor actriz del festival de Locarno. Y es que los críticos han coincidido en decir que García logra sacar lo mejor de cada una de sus actrices.

Seguramente lo más grande de Rodrigo García Barcha está por llegar. Hasta ahora ha tenido que luchar mucho para financiar sus producciones (en Hollywood no sirve ser hijo de Gabriel García Márquez), pero este último trabajo seguramente le abrirá más fácilmente las puertas ante los productores. Lo que sí está claro es que su estilo cinematográfico ya es un una marca registrada que gusta y que le ha abierto un lugar dentro del difícil mundo cinematográfico. Hay que esperar a ver con qué historias sorprenderá en el futuro. n?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.