Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/5/1999 12:00:00 AM

HISTORIA AMERICANA

Con esta película Edward Norton empieza a cotizarse como uno de los actores más serios de su <BR>generación.

La crítica lo ha bautizado como el sucesor de Robert De Niro, no sólo por la seriedad con la
que acomete su trabajo, sino por la transformación que logra en cada uno de los personajes que
interpreta. Se llama Edward Norton y en su corta carrera tiene a su haber dos nominaciones al Oscar. La
primera en la categoría de mejor actor de reparto por su participación en la película La raíz del miedo, al lado
de Richard Gere. La segunda en la categoría de mejor actor protagónico, por Historia americana (American
history X), un intenso drama racial que introduce al espectador en el mundo de los llamados skin-heads
(cabezas rapadas), famosas pandillas de jóvenes que, fundamentados en torcidas teorías de corte nazi,
andan por las ciudades del mundo promoviendo la limpieza social, el nacionalismo y la discriminación a
todos los niveles de intolerancia. Estados Unidos no ha sido la excepción y en Historia americana Norton
interpreta a uno de ellos, Derek Vinyard, un rebelde estudiante que desde el seno de su familia ha
alimentado sus ínfulas de superioridad hasta el punto de liderar un movimiento juvenil en contra de los negros,
sin importar la influencia que pueda ejercer en su hermano menor (Edward Furlong), un aprendiz de
skin-head que ve en su hermano mayor un ídolo al que se debe imitar. La película narra las 24 horas que
transcurren en el barrio de Derek desde el momento en que sale de prisión, luego de pagar condena por el
salvaje asesinato de dos jóvenes de color que intentaban robarse su carro. Sólo que ha salido renovado,
dispuesto a resarcir sus errores pero con la pesada carga de componer todos los destrozos del pasado
que desfiguraron _por ejemplo suyo_ a su hermano y que además degeneraron en el crecimiento
descontrolado de aquel movimiento neonazi que ahora detesta. Sin embargo, el tiempo narrativo va más
allá y por medio del blanco y negro y de sucesivos flash-back, rastrea la experiencia de Derek en prisión que lo
motivó a enderezar el rumbo de su vida. Aunque a veces incomode el tono decididamente moralista del
director Tony Kaye, Historia americana tiene la virtud de ser un filme fresco sobre un problema que tiene más
de una herida sangrando y amenaza con convertirse en un polvorín de consecuencias impredecibles. Pero en
última instancia es la interpretación de Norton la que ofrece la energía suficiente para medir el filme en
toda su intensidad. n Muestra documental in duda el genero documental cada vez ganan más adeptos. El
año pasado el seminario 'Pensar el documental' promovido por el Ministerio de Cultura al igual que el
encuentro que se celebró en Barranquilla con directores como Víctor Gaviria (La vendedora de rosas), y
Carlos Marcovich (Quién diablos es Yuliette) gozaron de gran acogida. Por ello la Dirección cinematográfica
en asocio con otras entidades promoverá desde el 10 hasta el 15 de junio 'La primera muestra internacional
de cine y video documental' en la que participarán exponentes de 14 países. Además de las 82
proyecciones, habrá charlas y paneles con invitados destacados como Yves Jeanneau, fundador de Les
Filmes D_ici, principal productora francesa, y Paul Scroeder, crítico de la Universidad de Stanford. La muestra
se extenderá a Cali, Medellín y Barranquilla.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1837

PORTADA

América Latina: la corrupción hace metástasis

La mitad de los presidentes y expresidentes recientes de América Latina está envuelta en grandes escándalos de corrupción. Lula no es más que el último.