Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1994/10/03 00:00

HISTORIAS BIEN CONTADAS

Las anécdotas, historias y leyendas olvidadas de la viejas casonas coloniales de Bogotá, contadas con amenidad.

HISTORIAS BIEN CONTADAS



LAS CASAS QUE HABLAN
ELISA MUJICA
BIBLIOTECA NACIONAL,
CORPORACION LA CANDELARIA Y COLCULTURA
BOGOTA, 1994
$ 20.000

COMO EL PATIO de la canción infantil, el barrio La Candelaria es particular: en sus pocas calles se da una apretada síntesis social de la Colombia de hoy. En ellas convive el más alto dignatario del Estado, con la humilde verdulera de La Concordia; el rico dueño de una casona restaurada se cruza con el modestísimo artesano; los estudiantes de sus 39 colegios pintan las paredes, mientras los teatreros ensayan comparsas ante la mirada del burócrata; los universitarios pasan en tropel y una anciana toma chocolate en la tienda de la esquina...

Pero también La Candelaria es una síntesis del pasado histórico, y su arquitectura un catálogo de los distintos estilos que se han desarrollado en la ciudad a lo largo de siglos, desde el colonial y el republicano, pasando por el gótico veneciano, hasta los insaboros edificios de apartamentos de los años 60.

Esas calles y muchas de esas casas tienen su historia: historias de amores, de fantasmas, de infidelidades, de sangre y también de heroísmos, que han pasado de boca en boca a lo largo de cuatro siglos.

La escritora Elisa Mujica vivió 20 años en La Candelaria y, con toda paciencia, se dedicó a recorrerla y observarla, a hablar con las gentes y a tomar apuntes. De ese trabajo salió este hermoso libro, en el cual la autora va caminando con el lector calle por calle y carrera por carrera, y le va contando las anécdotas, la historia y las leyendas de cada una de las más antiguas casonas.

Son cosas que ya se han olvidado o que muy pocos recuerdan y que pertenecen al corazón de nuestra memoria colectiva: la casa donde vivieron los tipógrafos Espinosa, que ayudaron a Nariño a reproducir los Derechos del Hombre; la casa del fantasma de la casaca verde; la casa "de un matrimonio frustrado" (el de José María Córdoba) y de "un matrimonio bien avenido" (el de José María Samper); la casa de la tertulia literaria "Del buen gusto" y la del general Pedro Alcántara Herrán, donde pasó Bolívar su última noche en Bogotá; la tienda de "La puerta falsa"; la casa de la muerta que mira la calle desde el balcón; la casa del bandido Russi...

Todas esas casas y muchas más son las que hablan a través de la pluma de Elisa Mújica, quien demuestra una vez más su vocación de buena contadora de historias. Vale la pena agregar que la edición es excelente por sus cualidades editoriales y su diagramación así como por los dibujos de Daniel Rabanal.-

AMEN
UN PAPA COMO JUAN Pablo II que ha hecho uso de la imagen mejor que cualquier Julio Iglesias, no podía quedarse sin su best seller. Y Norma figura entre el selecto grupo de editoriales que publicará el libro, según comentó a SEMANA Moisés Melo, gerente editorial de esa empresa, la cual contrató los derechos para el Grupo Andino y Centroamérica.

El volumen, titulado Cruzar el umbral de la esperanza, aparecerá en todos los idiomas simultáneamente el próximo 20 de octubre, Por concepto de anticipo de los derechos de autor, el Papa recibió la suma más alta pagada hasta ahora por un libro: siete millones de dólares, la cual destinó a una obra de caridad. El autor de la entrevista, un periodista de la RAI, llamado Vittorio Messori, estableció un verdadero hito, pues es la primera vez en la historia que un Pontífice contesta un reportaje. Amén.-

NOVEDAD
JUGOS, ZUMOS, BATIDOS
EMOKE IJIASZ Y MARIA CRISTINA RINCON
VOLUNTAD, BOGOTA, 1994
"CARMIN DE ROSA", "Sendero soleado", "Sonrisa de campeón", "Flecha verde", son algunos de los atractivos nombres que designan jugos y batidos en este libro.

Se trata de algo muy útil: un recetario para preparar bebidas de frutas y verduras solamente y en las combinaciones más deliciosas. Hay jugos, como "Esplendor de la huerta", que llevan coliflor, espinaca, ajo y zanahoria; otros son de espárrago, espinaca, zanahoria, rábano, apio y cebolla, por ejemplo. Y. desde luego, están lo jugos de frutas, más usuales y preparados que los de verduras.

Las autoras proporcionan un glosario que sirve para conocer los nutrientes de las principales frutas y vegetales, así como su historia y composición. En resumen, se trata de "la salud en un vaso", como reza el subtítulo de la publicación.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.