Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/11/2015 12:00:00 AM

Hollywood Boulevard: la mala reputación de uno de los paseos más famosos del mundo

En Hollywood Boulevard los turistas se conforman con hacerse una foto con los dobles de cera de sus estrellas favoritas.

Cada año millones de espectadores en todo el mundo ven a través de la televisión el desfile de algunos de los actores y actrices más conocidos del planeta por la alfombra roja de los premios Oscar.

La acción transcurre en el teatro Dolby de Los Ángeles que está situado en Hollywood Boulevard, una calle que desde hace décadas está asociada con el glamour de las estrellas de la gran pantalla.

De hecho, los nombres de famosos de las distintas artes -cine, música, teatro, TV- cubren las aceras del llamado Paseo de la Fama, un sector que se extiende a las afueras del teatro y por varias cuadras del bulevar.

Sin embargo, cuando los focos y las cámaras se apagan, el aspecto de esta conocida avenida que visitan cada año más de diez millones de personas dista mucho de la imagen de película que muchos tienen de él.

Paseando un día cualquiera por Hollywood Boulevard uno se topa con miles de visitantes llegados de todo el mundo a los que persiguen para sacarles algún dólar decenas de vendedores ambulantes, actores disfrazados de superhéroes, músicos callejeros, agentes turísticos e indigentes pidiendo limosna.

Aquellos que acudan con la idea de encontrarse con Julia Roberts o Brad Pitt tendrán que conformarse con hacerse una foto con sus dobles de cera en la sucursal californiana del museo Madame Tussauds.

Pese a que en este bulevar se hallan algunas de las construcciones con más historia de Los Ángeles, como el famoso Teatro Chino o el hotel Roosevelt, el estado de conservación de muchos de los edificios de estilo art déco de la zona deja mucho que desear.

Algunos están ocupados por restaurantes de comida rápida y tiendas de souvenires baratos. Otros albergan negocios de tatuajes y clubes de striptease.

Lejos quedan los años 20 y 30 del siglo pasado, la época en la que esta calle vivió su máximo esplendor, gracias a la naciente industria cinematográfica que la utilizaba como plató de sus grandes estrenos.

Cuando los estudios de cine y television fueron abandonando Hollywood para trasladarse al vecino Valle de San Fernando, el bulevar empezó a entrar en decadencia. Tocó fondo a fines de los 80 y principios de los 90, cuando sus aceras estaban pobladas por traficantes de droga, prostitutas y personas sin hogar.

En las últimas dos décadas, gracias al trabajo de las asociaciones que agrupan a los vecinos y a los negocios locales, la zona se ha ido rehabilitando; se mejoró su seguridad y se construyeron nuevos centros comerciales, hoteles de lujo y complejos residenciales.

Pero para quien no conozca la ajetreada historia de este bulevar, el renacimiento que ha experimentado en los últimos años no resultará evidente.

Así lo demuestran encuestas como las realizadas recientemente por la red social Reddit o la página de viajes Smarter Travel, cuyos usuarios situaron a Hollywood Boulevard entre las atracciones turísticas más decepcionantes del planeta.

Los residentes de esta ciudad tampoco se mueren por pasear por esta calle, que se evita a toda costa a no ser que un amigo o familiar esté de visita.

Además, los episodios esporádicos de violencia que se registran en la zona -como los dos tiroteos ocurridos en los últimos cuatro meses- tampoco contribuyen a mejorar su imagen.

El incidente que hizo sonar nuevamente las alarmas sobre la seguridad en el bulevar ocurrió en junio de 2013, cuando la joven Christine Darlene Calderón murió apuñalada al negarse a dar un dólar a unos mendigos.

"En las últimas dos décadas ha habido muchas mejoras en Hollywood Boulevard", asegura Kerry Morrison, directora ejecutiva de la Alianza de Propietarios de Hollywood (HPOA, por sus siglas en inglés), organización creada en 1996 que agrupa a algunos de los negocios más importantes de la zona.

"El bulevar no se degradó de un día para otro y no va a volver a su máximo esplendor de un día para otro", señala Morrison.

"Los turistas a veces vienen con la idea de lo que han visto en la televisión y esperan que todo esté perfecto y luzca como en la noche de los Oscar. Pero esto no es un parque temático. Es un barrio de una ciudad real, en el que vive gente y que tiene los problemas de muchos otros barrios".

Morrison, sin embargo, entiende que algunos visitantes se puedan sentir decepcionados.

La directora ejecutiva de la HPOA explica que trabajan desde hace tiempo con los servicios sociales de Los Ángeles para encontrar un hogar para los sin techo que duermen en las aceras del bulevar y destaca que, tras el apuñalamiento de Calderón, se ha multiplicado la presencia policial en la zona.

"Hay que ser consciente del declive que había vivido este área durante décadas para darse cuenta de los cambios".

Esos cambios también los destaca Leron Gubler, presidente de la Cámara de Com
ercio de Hollywood, organización encargada de otorgar las codiciadas estrellas del Paseo de la Fama.

"Hace dos décadas la calle estaba llena de locales vacíos y por las noches no se podía pasear por la inseguridad", explica Gubler, en conversación con BBC Mundo.

"Es obvio que todavía hay áreas en las que se puede mejorar, pero esto no es Disneyland. En el cine y la televisión idealizan Hollywood pero, incluso en sus días de esplendor, Hollywood Boulevard no fue tan elegante como lo presentan a veces".

Pese a los malos comentarios de turistas en sitios web de todo el mundo, Gubler asegura que encuestas recientes señalan que una mayoría de viajeros que llegan hasta aquí considera que el bulevar cumple con sus expectativas y, en algunos casos, las supera.

Entre los visitantes preguntados por BBC las opiniones son variadas.

"Lo veo muy turístico y degradado y por las noches es peligroso", asegura Virginia, una española que está de visita en Los Ángeles con unos familiares.

"Cuando vine la primera vez, siendo una adolescente, obviamente me impresionó, pero las otras dos veces que he estado me ha parecido demasiado turístico".

Paul, un joven inglés que viaja con su novia, dice que ha encontrado lo que imaginaba y cree que el bulevar "es un lugar muy entretenido."

Pese a ello, se queja de la cantidad de gente que está vendido cosas por la aceras y que a veces "se ponen pesados".

Gerardo, un argentino de Buenos Aires que pasea por aquí con su familia, cree que esta zona "se ve falsa".

"Esta cuidada pero no tiene nada que ver con lo que se muestra en televisión. Es sólo un buen negocio turístico", dice.

Ya lo saben para la próxima vez que estén viendo los Oscar por televisión. No es oro todo lo que reluce y el escenario más icónico de Hollywood tampoco es inmune a esta máxima.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.