Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/1997 12:00:00 AM

HOMBRES DE NEGRO

Ahora que los extraterrestres están de moda esta comedia de acción toma la invasión como un divertido juego.

Direccion: Barry Sonnenfeld protagonistas: Tommy Lee Jones, Will Smith, Linda Fiorentino, Rip Torn, Vicent D' Onofrio Despues de E.T. nunca como ahora los extraterrestres se habían puesto tan de moda. El espectacular éxito taquillero de Día de independencia reanimó a los productores, pero sobre todo a los magos de los efectos especiales, para crear toda suerte de fantasías alrededor del tema en el celuloide. El sicodélico Tim Burton se le midió a su propia parodia, Marte ataca, mientras Jodie Foster está culminando su participación en Contacto, una película de próximo estreno que narra la eventualidad de una esperada comunicación con seres de otro mundo. Bajo la supervisión de Steven Spielberg, el director Barry Sonnenfeld, el artífice de La familia Adams, asumió el reto de llevar a la pantalla la que se ha convertido desde ya en una de las películas más taquilleras de la temporada. Se trata de Hombres de negro, una comedia de acción que, a pesar de no haber corrido con muy buena suerte en forma de cómic, tiene a los espectadores estadounidenses aguantando filas interminables a cambio de una buena dosis de ciencia ficción. El resultado se ha traducido en ingresos que sobrepasan los 80 millones de dólares en la primera semana de estreno. Si se busca definir a Hombres de negro, las revistas especializadas han dado en el clavo. La cinta de Sonnenfeld es, ni más ni menos, una mezcla entre la serie de televisión Expedientes X y Los cazafantasmas. Asumida de antemano la invasión extraterrestre, la película narra la historia de dos agentes supersecretos encargados de velar por el buen comportamiento de los alienígenas en la Tierra y de las óptimas relaciones diplomáticas con los estados intergalácticos. Todo esto a espaldas de los ciudadanos, susceptibles de ser controlados por los héroes por medio de un flash que hace perder la memoria. Este último toque argumental es más bien ingenuo, pero la idea del filme no es demostrar algo sino, al contrario, someter al espectador a un divertido y cómico juego, el de ser policía del universo. Tommy Lee Jones, en el papel del impertérrito y experimentado agente, y Will Smith, en el de un inocente policía neoyorquino que termina involucrado en el asunto, logran con sus actuaciones algunos de los mejores pasajes de la cinta. Sin embargo el grueso del espectáculo corre por cuenta, como es usual, de las maravillas digitales, las cuales permiten hacer desfilar por la pantalla una amplia gama de lagartos babosos y cucarachas repugnantes. La comicidad de Smith y los efectos especiales aseguran los momentos de diversión. Pero el guión es tan flojo en su esencia y, sobre todo, en su desenlace, que Hombres de negro no pasará de ser apenas una distracción vacacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.