Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/5/2014 12:00:00 AM

Ilo Ilo

Esta conmovedora película de Singapur muestra con sensibilidad el encuentro de dos mundos, el de una muchacha del servicio recién llegada de Filipinas y el de sus patrones. ***½

País: Singapur
Año: 2013
Director: Anthony Chen
Guion: Anthony Chen
Actores: Jialer Koh, Angeli Bayani, Yann Yann Yeo
Duración: 99 minutos

Ilo Ilo comienza con la llegada de una muchacha del servicio filipina a un hogar de Singapur en 1997 y en los primeros minutos da la idea de ser un drama traumático y asfixiante. Jiale (Jialer Koh), el niño malcriado de la casa, se niega a saludar a Terry (Angeli Bayani), la recién llegada, y hace un berrinche al enterarse de que deberá compartir el cuarto con ella (ella dormirá en una cama rodante que se esconde durante el día).

La señora de la casa (Yann Yann Yeo), antes de permitirle desempacar, le ordena que le dé el pasaporte “para guardárselo” aunque luego le explica al marido que es “por si trata de huir”. Y el niño, irrespetuoso y maleducado, no tarda en darle razones para salir corriendo.

Cuando Jiale se encierra en la casa dejando a Terry por fuera, otra criada filipina que oye el escándalo le pregunta a la recién llegada “¿trajiste tu rosario?”, para continuar “olvídalo, acá no hay lugar para Dios”. Pero es una de las pistas falsas que da la película: no es que encuentre lugar para Dios, pero sí para algo humano que termina siendo reconfortante y esperanzador.

Más que un drama de explotación laboral, Ilo Ilo es una reflexión sobre el choque de mundos separados cultural e idiomáticamente —la familia habla entre sí en mandarín y con Terry en inglés— que la película muestra sutilmente, sin caer en exageraciones o caricaturas melodramáticas. El hecho de que sea el primer largometraje de su director, Anthony Chen, la hace aún más notable (ganó la Cámara de Oro en Cannes de 2013).

Ilo Ilo no tiene una historia central sino que examina a cada personaje en su universo singular. Es una visión caleidoscópica que nos permite entrever que la realidad, a pesar de estar conformada por la reunión y sobreposición de todos estos momentos y situaciones, a veces alcanza una especie de armonía general.

El hogar es el punto de contacto de todas estas vidas, un apartamento limpio, con pisos de baldosa blanca y las ventanas siempre abiertas. De ahí la cámara sigue al padre, con sus problemas en el trabajo, a la madre, que es secretaria en una oficina donde están despidiendo gente, al niño en su colegio. Y a Terry que añora su casa pero que enfrenta tercamente su nueva realidad.

Después de los primeros choques entre el niño y Terry, comienza a producirse entre los dos una relación compleja, que tiene ecos de cariño maternal para ella y de exploración emocional para él. Cuando el niño finalmente la aprecia, la madre comienza a sentir pequeñas punzadas de celos que no termina de expresar.

Se trata de una película conmovedora y sutil que examina el encuentro entre la cultura capitalista de Singapur, sin tiempo y asediada por exigencias laborales, con la de Filipinas, que se encuentra en este ambiente extraño y hostil tratando de escapar de la pobreza.

Con estos dos mundos, Ilo Ilo logra mostrar cómo, a pesar de los desencuentros y las diferencias culturales, es posible tender puentes emocionales con extraños y encontrar un lugar para pequeños momentos de decencia y compasión.

Cartelera
**** Excelente  ***½ Muy buena   *** Buena   **½ Aceptable  ** Regular  * Mala  

Jersey Boys **½
Adaptación de un exitoso musical de Broadway que usa los éxitos de The Four Seasons como base de un ejercicio escapista.

Cómo entrenar a tu dragón 2 ***
La continuación de la cinta mantiene la mezcla de humor y acción de la primera y amplía el universo de sus personajes.

Buenos vecinos **
Una pareja de padres primerizos que se consideran ‘descomplicados’ deben reevaluar su autoimagen cuando unos jóvenes fiesteros se les mudan al lado.

Oculus **½
En esta efectiva cinta de terror, dos hermanos intentan entender una tragedia de infancia con ecos sobrenaturales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.