Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1992/11/02 00:00

Indicio de culpa

Indicio de culpa

Indicio de culpa
El guionista Simon Moore se estrena como director con una película basada en el engaño.
UN EXTRAÑ0 asesinato "dos posibles sospechosos" una coartada perfecta y un detective de dudosa reputación que termina involucrado por una atracción fatal.
Los elementos parecen extractados de Bajos Instintos y de las demás películas de suspenso similares típicas de los últimos años. Pero a pesar de ello, Indicio de culpa, ópera prima del director Simon Moore; se defiende con sus propios argumentos. El actor irlandés Liam Neeson encarna el personaje de un detective de finales de los años 5O en Inglaterra, quien -con ayuda de su esposa- prepara falsos casos de adulterio para lograr el divorcio de sus clientes. Laura San Giacomo, aclamada por su actuación en Sexo, mentiras y video, hace el papel de la amante de un famoso pintor asesinado junto con la esposa del detective.
Si al comienzo de la cinta se presiente una trama trillada y predecible, el suspenso va tomando fuerza hasta llegar a su punto más alto, cuando el espectador queda convencido de que el crimen se ha resuelto.
Moore, quien estaba dedicado a escribir guiones antes de iniciarse como director, recoge varios ingredientes de los thrillers convencionales, esos que parecen intrascendentes pero que están cargados de intencionalidad, y les impone su propio ritmo: la manera particular de encender un cigarrillo, la determinada disposición de algunos objetos en una casa, el estilo de vida de cada uno de los personajes; de modo que todo esté preparado para una sorpresa final, basada desde el comienzo en el engaño. Un engaño que continúa incluso después de haberse cerrado el caso. Y ahí radica el éxito de esta película, que sobresale por su trabajo argumental en un género casi saturado.

¿VOLVER AL FUTURO?
BLADE RUNNER SE CONVIRTIO en un clásico del género futurista, después de su estreno en 1982. La visión epocalíptica del director Ridley Scott no dejó de causar polémica y estupor dentro la crítica especializada.
Diez años después, el mismo Scott quien se le ha medido a proyectos como Alien, Thelma & Louise y 1492, Conquista del paraíso, presenta una versión reeditada de su filme, bajo el pretéxto de que hoy los espectadores están mejor preparados para asimilar la idea original que él tenía de la historia.
Se trata de la misma película, pero con una nueva edición. Scott cortó escenas imperfectas y le agregó algunas que estimó más convenientes. El cambio más sobresaliente tiene que ver con el finai, alterado con el ánimo de ofrecer una conclusión. Sin embargo, el mismo director sigue descontento con el resultado, lo cual da para pensar que es posible una tercera reedición.

SOLDADO UNIVERSAL
Un intento infructuoso de superar a Terminator.

PARA LOS PROuctores de Hollyood ha sido una obsesión histórica el poder enfrentar en el celuloide a superhombres con máquinas, robots con robots, hombres con robots, o superhombres con superhombres. El resultado lo han visto los espectadores en exhibiciones que van desde el primer Rambo hasta Terminator 2.
Ahora, el director Roland Emmeric ha logrado una obsesión más: organizar una guerra monumental alrededor de la lucha entre dos humanos robotizados. Y lo hizo utilizando a dos figuras destacadas del género: el belga Jean Claude Van Damme, experto en artes marciales, y el descomunal Dolph Lundgren, recordado por su papel de contrincante ruso de Silvester Stallone en Rocky IV .
Aparte de la excelente técnica desplegada en efectos especiales, explosiones y escenas de acción, Soldado Univresal es escaso en aportes cinematográficos, única forma en que puede medirse una cinta de sus características. Sin embargo, Emmerich se encarga de agregar a la ya larga lista de elementos distintivos de los poderosos personajes, uno mucho más real y contemporáneo: el uso de esteroides como base del rendimiento físico en las operaciones militares. Algo que no está muy alejado de la realidad.-

TAQUILLERAS DEL AÑO
LA ACCION, la fantasia y el suspenso parecen ser los temas predilectos del público norteamericano. En lo que va corrido del año, de acuerdo con las estadísticas recogidas semanalmente por la revista especializada Daily Variety, sólo cinco películas han sobrepasado los 100 millones de dólares en taquilla. Como era de esperarse, al cierre de septiembre la producción de Tim Burton, Batman Return, es la cinta de mayor recaudo en el año, con más de 150 millones de dólares en taquilla, a pesar de no haber sido del total agrado de la crítica. Le sigue Arma mortal 3, con 143 millones y Sister Act, con 130 millones de dólares recogidos. Las que completan el orden, Bajos instintos y Un equipo muy especial, con 116 y 101 millones respectivamente. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.