Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1996/11/11 00:00

INFORME SOBRE CIEGOS

El más reciente libro del escritor portugués José Saramago es capaz de causar escalofríos.

INFORME SOBRE CIEGOS

Desde el sabio Tiresias, en Edipo Rey, sin duda no han sido pocos los ciegos que han enriquecido la historia de la literatura universal. Pero, entre los contemporáneos, quizás los más recordados sean aquel inquieto miope de los cuentos de Italo Calvino y los oscuros y terroríficos esperpentos del 'Informe sobre ciegos', ese fantasmagórico y magistral capítulo escrito por Ernesto Sabato en Sobre héroes y tumbas. José Saramago, uno de los escritores portugueses más aclamados de la actualidad, decidió medírsele también al tema y ha logrado construir en su más reciente libro, Ensayo sobre la ceguera, una novela tan estremecedora como fascinante alrededor de la invidencia. Saramago no tiene compasión con el lector y lo fulmina desde las páginas iniciales. Una epidemia de ceguera ha invadido la ciudad y, en una decisión sin precedentes las autoridades de salud han optado por recluir a todos los contagiados en un campo de concentración mientras se analizan las causas y las consecuencias de tan catastrófico mal. A partir de entonces, sin decir nombres ni describir mayores señas particulares de sus protagonistas, Saramago sumerge a quien en ese punto se atreva a seguir leyendo su novela en un relato imposible de abandonar hasta el punto final. Por medio de una narrativa ágil e impecable, Ensayo sobre la ceguera envuelve al lector en una aventura que da buena cuenta de la lucha por la supervivencia y la solidaridad humanas. Pero, por encima de todo, sobre la eterna paradoja del hombre: ciego a pesar de conservar la vista, vidente a pesar de haberla perdido. ¿Hay esperanza para el hombre en semejantes condiciones?, pregunta Saramago. Pero el interrogante sólo podrá ser respondido por el lector al llegar al punto final luego de varias palpitaciones. Intenso y arrasador, Saramago no deja respiro en su ensayo, un ensayo que, en última instancia, es una cruel _pero de alguna forma esperanzadora_ radiografía del género humano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.