Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/14/2010 12:00:00 AM

Instantáneas de un pueblo

El fotógrafo León Darío Peláez lanza un libro sobre las fiestas de San Pacho en Quibdó. El primer registro visual de esta tradición.

Hace cinco años, el fotógrafo León Darío Peláez registró por primera vez las imágenes de las fiestas de San Pacho en Quibdó. Al regresar, decidió que su trabajo no estaba terminado y continuó yendo cada septiembre, hasta que el año pasado, con una selección finalizada, se propuso hacer un libro. San Pacho, un santo blanco para un pueblo negro, el único registro visual que existe en Colombia sobre la tradicional celebración, se lanzó la semana pasada en el Centro Cultural de Moravia en Medellín y se lanzará en Quibdó el próximo septiembre.

La fecha coincide con la inauguración de la fiesta de San Pacho el 20 de septiembre, en honor a San Francisco de Asís, patrono de Quibdó. La conocida historia del santo que dejó sus posesiones para dedicarse a los pobres se materializó en el sentir de los 100.000 habitantes de la capital más abandonada del país. En contraste, una tierra de exuberancia natural y con una sólida herencia cultural celebra durante 15 días los favores recibidos por San Pacho, un milagroso al que le rinden honores, pero que ven como a un quibdoseño más.

La ocasional lluvia y la temperatura de casi 35 grados no son obstáculo para que los residentes de los 12 barrios franciscanos de Quibdó se armen con sus coloridos uniformes -a los que llaman 'cachés'- y se vuelquen a las calles al ritmo de las chirimías. Un día por barrio. Doce días. Hay también un desfile de banderas, amaneceres y verbenas, desfiles de balsadas en el río Atrato, misas y dos procesiones mayores. Todo esto viene acompañado por los disfraces, que son los carros alegóricos, cuyo tema se mantiene en secreto durante un año y que, por lo general, es una crítica social y un llamado a los gobernantes para que detengan la corrupción y la indiferencia.

El libro está dividido en cuatro secciones, más un video documental dirigido por Carlos Mario Muñoz. Las fotos registran no solo las fiestas oficiales, sino sus preparativos y la cotidianidad de los participantes. Pero, además, visibilizan el contraste entre el colorido de los vestidos y la alegría de la gente, con los huecos en las calles y las paredes tapizadas de avisos políticos.

Y también hay historias, como la de la comunidad gay de Quibdó, que crea los mejores cachés, aunque nunca ha recibido un premio. O la de las verbenas de los ancianos. O la procesión del 4 de octubre en la madrugada. Este año se celebra la edición número 85 de San Pacho, y para quienes no han ido el libro de Peláez es una buena iniciación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.