Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/17/2015 10:00:00 PM

“Quien no corre riesgos, que no escriba”: Javier Cercas

El español Javier Cercas escribió ‘El impostor’, una de las mejores novelas de 2014. Estará en el Hay Festival y SEMANA habló con él.

SEMANA: Los héroes falsos de la Segunda Guerra Mundial también han sido tema de Patrick Modiano y Camilla Läckberg, entre otros. ¿A usted qué lo motivó?

Javier Cercas:
En mi caso, lo de siempre: la curiosidad, el afán de saber, porque la literatura, además de un placer incomparable, es un instrumento de conocimiento. Yo quería saber por qué un hombre miente sobre el Holocausto; y sobre todo: qué hay de ese hombre en todos nosotros.

SEMANA:
Usted califica a ‘El impostor’, como una novela sin ficción como otras obras suyas…

J. C.: ¿Y por qué no va a serlo? ¿Quién ha dicho que la novela solo puede ser ficción? Y, si alguien lo ha dicho, yo lo contradigo, y no solo con este libro. Con una novela se puede hacer todo o casi todo: basta atreverse a hacerlo; y hacerlo bien. Es lo que yo intento.

SEMANA: No muchos narradores se atreven a mezclar en una misma obra crónica, ensayo, biografía y autobiografía...

J. C.: Para mí, la mezcla de la que usted habla está en la misma naturaleza de la novela, tal y como la concibió Cervantes; es decir: como un género de géneros. Y sí, claro que se corren riesgos; pero quien no esté dispuesto a correrlos que no se dedique a escribir.

SEMANA:
En una de sus columnas, usted dice que la gran literatura “es lo que está justo en el borde de la literatura. O un poco más allá”. ¿Es su declaración de principios?

J. C.: Puede ser. Al fin y al cabo, como cualquier escritor medianamente ambicioso, yo aspiro a escribir gran literatura.

SEMANA: En su novela ‘Soldados de Salamina’ (sobre la Guerra Civil española) hay un mensaje de reconciliación. En Colombia hay escepticismo frente a ella...

J. C.: ¿Hay alternativa a la reconciliación? ¿Seguir matándose es una alternativa? Por lo demás, hace falta mucho más coraje para firmar la paz que para seguir haciendo la guerra.

SEMANA: Usted ha sido calificado como un ‘mal catalán’ por no estar de acuerdo con el movimiento independentista. ¿Cómo sobrellevar semejante etiqueta?

J. C.:
Sin darle ninguna importancia. Además, no creo que haya más de cuatro infelices que me hayan calificado de esa manera.

SEMANA:
En el Hay Festival hablará con Juan Gabriel Vásquez. ¿Qué tanto sabe de los nuevos escritores colombianos?

J. C.:
Menos de lo que me gustaría, pero lo suficiente para estar seguro de que ahora mismo se escribe en Colombia una literatura excelente. La del propio Juan Gabriel Vásquez, sin ir más lejos —o la de Héctor Abad, Santiago Gamboa o Evelio Rosero—, con quien hablaremos de lo que él quiera.

SEMANA:
¿Cuál es el valor de un evento como el Hay Festival?

J. C.:
Para mí, muy grande. La primera vez que vine a Colombia, por ejemplo, vine por el Hay. Y descubrí que aquí hay un entusiasmo por la literatura difícil de encontrar en Europa o Estados Unidos, una fe en la capacidad de los libros para cambiar el mundo que se ha perdido en muchos lugares de Occidente. No saben ustedes la suerte que tienen.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.