Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2006/12/08 00:00

Johann Sebastian total

La 'Bach Edition' es un reto atractivo: compre bueno, bonito, barato y completo y disfrute al genio por el resto de su vida.

Johann Sebastian total

Johann Sebastián Bach
BACH EDITION
155 CD Box
Brilliant Classics
Forum

Si a un orate de esos que andan sueltos por el mundo se le ocurriera oír sin descanso la obra de Johann Sebastian Bach, más o menos necesitaría siete días con sus noches para tamaña proeza, porque su obra completa, o lo que de ella ha llegado a nuestros días, cubre 168 horas aproximadamente.

Por fortuna ese despropósito seguramente no aparecerá en el libro de los récords. Bach escribió obras de sencillez conmovedora, como El pequeño libro de Anna Magdalena Bach; tratados musicales profundísimos como El arte de la Fuga o El Clave bien Temperado, y frescos colosales como las Pasiones según San Juan y San Marcos, y esa audición demanda una concentración absoluta.

Otra cosa es decir que oírla sí vale la pena y es una experiencia de la que ningún melómano debería privarse. Aunque mejor que gastarle siete días con sus noches sería hacerlo por el resto de la vida.

Pero vale una fortuna y resulta dispendioso buscar una por una la 200 Cantatas, las obras para clave y las de órgano, los Oratorios, la obra de Cámara, los Conciertos las obras orquestales, salvo que uno se le apunte a esta Bach Edition del sello holandés Brilliant que está en nuestro mercado.

Ya a principios de este año Brilliant se anotó un tanto con el lanzamiento de la Mozart Edition, a propósito de los 250 del nacimiento de Amadeus. Y se lo anotó con los convincentes argumentos de calidad y precio.

Con la Bach Edition ocurre igual: 155 discos compactos, un CD-R con los textos y notas de cada composición (inglés y francés) y 525.000 pesos. Seamos francos, por 3.387 devaluados pesos no se consigue ni un compilado de reguetón en la calle. ¡Y Bach mata reguetón!

Tamaña faena discográfica demanda una línea estética. Por la que opta Brilliant es la más aceptada hoy día en el mundo: la de la autenticidad. Es decir, la interpretación en instrumentos de época y lo más fiel posible al estilo original de la segunda mitad del siglo XVIII, la época de Bach. Si se lo mira con cuidado, no es una inversión faraónica, pues las grabaciones provienen de archivos de prestigiosos sellos.

Y si se lo mira más en detalle, pues por una cifra más que sensata -la sensatez de 3.387 pesos por disco- se hace realidad el sueño de cualquier melómano: todo Bach.

Hay que invertir un tiempo para hacerlo: no una semana, sino el resto de la vida.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.