Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/22/2011 12:00:00 AM

Juego de traiciones

Doug Liman cuenta, a la manera del cine de los setenta, la historia de una pareja que denunció la farsa que llevó a Estados Unidos a invadir Irak. ***

Título original: Fair Game

Año de estreno: 2010

Género: Thriller político

Dirección: Doug Liman

Guion: Jezz Butterworth y John-Henry Butterworth Basado en libros de Valerie Plame y Joseph Wilson

Actores: Naomi Watts, Sean Penn, Noah Emmerich, Ty Burrell, Sam Shepard, Bruce McGill, Brooke Smith

Hace rato no se hacía una película norteamericana como la alarmante Juego de traiciones: un thriller abiertamente político que se atreve a denunciar los abusos del sistema, a mostrar la tras escena decadente por la que se mueven los poderosos de los Estados Unidos de hoy, a jugársela toda por transmitir indignación ahora que la palabra está de moda en medio del desencanto general. Hubo un tiempo, en aquella segunda edad de oro que el cine de Hollywood vivió en los años setenta, cuando la valentía no era la excepción sino la regla entre los cineastas estadounidenses: quien ve producciones tan brillantes como El candidato (1972), El día del Chacal (1973), El último testigo (1974), Los tres días del cóndor (1975) o Todos los hombres del presidente (1976), tiende a preguntarse de dónde habrán sacado sus realizadores semejante valor.

El cine político gringo, que fue perdiendo terreno desde la presidencia de Ronald Reagan, ha sobrevivido gracias a cineastas poseídos por el espíritu de aquel tiempo. Ficciones como Mississippi en llamas (1988), JFK (1991), Cortina de humo (1997), Munich (2005) o Frost/Nixon (2008) son obra de directores que no se resignan a perder la ira de la juventud. Documentales de la talla de The Fog of War (2003),

Fahrenheit 9/11 (2004), Why We Fight (2005) No End in Sight (2007) o Trabajo confidencial (2010) son producciones de primera categoría llevadas a cabo por artistas maduros que le han dedicado la vida a dejar constancia de que no están de acuerdo con los desmanes de los poderosos en los Estados Unidos. La prueba de su éxito es que, tanto a las ficciones como a los documentales citados, los conservadores suelen llamarlos "porno liberal".

Así, como embeleco progresista, fue recibida Juego de traiciones en Norteamérica, el año pasado. Y lo cierto es que sin adornos ni efectismos, con el mismo pulso de los thrillers políticos de los años setenta, con aquel montaje efectivo que crea una extraña sensación de urgencia y esas actuaciones de expertos que lo entregan todo, cuenta la historia verdadera de cómo el escalofriante gobierno norteamericano reveló la identidad de la agente de la CIA Valerie Plame (es decir, acabó de un brochazo con la comprometida carrera de la espía) para vengarse de ella sin piedad. ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué la persiguió? Porque el incansable esposo de la agente Plame, un diplomático llamado Joseph C. Wilson, un mal día se atrevió a demostrar en The New York Times que jamás existieron las benditas armas de destrucción masiva que llevaron a su país a invadir Irak.

En fin. Juego de traiciones se queda sin energía hacia el final después de crear una tensión que el espectador siente en la espalda, pero hay que decir que, en el peor de los casos, se trata de un buen regreso a ese cine crítico que da la vida por lo que tiene que contar: aquella terrible verdad que es la tras escena de un gobierno.
 
CARTELERA
 
De dioses y hombres ????

Ocho monjes trapenses protagonizan una de las películas más bellas que han llegado este año a Colombia.

El páramo  ???

La opera prima de Jaime Osorio Márquez es una película de terror psicológico que les sucede a nueve soldados colombianos.

Paul ???

Los comediantes ingleses Simon Pegg y Nick Frost protagonizan esta película de carretera al lado de un extraterrestre de voz ronca.

La noche del demonio ??1/2

Hace rato no aparecía, en el desabrido cine de terror, una primera media hora que inquietara tanto.

Contando a mis ex ??

Tiene un puñado de chistes que dan en el blanco. Pero el resto es ver a la talentosa Anna Faris ser maltratada.

???? Excelente     ???1/2 Muy buena      ??? Buena      ??1/2 Aceptable     ?? Regular      ? Mala  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.