Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1993/03/15 00:00

Juegos de adultos

Juegos de adultos

JUEGOS DE ADULTOS
Alan Pakula mezcla por fin sus dos obsesiones de siempre:la trama policíaca y los conflictos del hogar.
AL DIRECTOR Alan Pakula se le recuerda por Todos los hombres del Presidente (sobre el asunto Watergate) y La decisión de Sofía, una adaptación de la novela de William Styron con la que Meryl Streep se alzó con el Oscar en 1982.
Después vino un pequeño fracaso como director de terror en Dream lover y otros dos éxitos: See you in the morning y Se Presume Inocente. Ahora, Pakula ha decidido unir en una sola película sus dos obsesiones: la trama policíaca y la intimidad del hombre y su familia.
El resultado es Juegos de adultos, una mezcla de suspenso detectivesco con infidelidad matrimonial, en la que participan actores de la talla de Kevin Klein (quien debutó en el cine con La decisión de Sofía) y Mary Elizabeth Mastrantonio (la princesa Marian en Robin Hood: principe de las tinieblas).
Una pareja de clase media (Klein y Mastrantonio) conoce a sus nuevos vecinos de barrio. La vida que ofrecen es tan atractiva, que pronto la pareja se deja llevar por las osadías de sus nuevos amigos. La trama se basa, precisamente, en el desarrollo y la madurez de la relación entre los dos matrimonios; en las dudas que nacen, en los deseos reprimidos en uno y otro bando. Pero sobre todo, en el impredecible desenlace que puede suscitar el peligroso juego de arriesgar el pellejo en una aventura.
En este sentido, gran parte del éxito de la película está sustentado en el libreto, escrito por Matthew Chapman. Es un guión transparente que no esconde nada al público. Por el contrario, el espectador es un testigo mudo de lo que sucede en la pantalla; un testigo que no puede dejar de asombrarse ante lo que acontece, porque la aparente cotidianidad de los eventos le revela que aquello puede ser una realidad. -

Ahora, director
SU CARRERA HA ESTADO MARCAda no tanto por sus buenas actuaciones como por su progreso promocional. Desde que se dio a conocer en Estados Unidos con Mad Max--en 1979--, el actor australiano Mel Gibson no ha perdido oportunidad de aparecer en pantalla con el signo del galán de Hollywood y con la sonrisa del triunfador. Así apareció en las tres Arma mortal e incluso en Hamlet, donde la crítica no fue muy benévola con él.
Después de rodar Eternamente joven -de reciente estreno en Colombia-, el niño sexy de Australia ha decidido debutar como director. La película ya se encuentra en proceso de producción. Se titula Man without a face (El hombre sin rostro) y será protagonizada por Caby Hoffman. El filme es una adaptación de la novela de Isabelle Holland, que cuenta la historia de la relación entre un joven de 13 años y un maestro de rostro desfigurado (Mel Gibson). Falta ver si como director, Gibson resulta ser tan exitoso en taquilla. -

Juramento de sangre
Australia sigue llorando a los muertos de la segunda guerra.
MIENTRAS LOS Estados Unidos siguen repirando por la herida de Vietnam, Australia insiste en que el mundo vuelva sus ojos hacia los horrores que afrontó el ejército australiano a manos de los japoneses, durante la Segunda Guerra Mundial.
Las atrocidades narradas por los sobrevivientes de los campos de prisioneros de la isla indonesa de Ambón (controlada por militares japoneses), fueron prácticamente ignoradas por los altos mandos aliados al término de la guerra, con el pretexto de que había cosas más importantes por discutir, que un juicio de guerra perdido en las islas orientales.
Los australianos nunca perdonaron que los artífices de las torturas y del asesinato de más de 300 prisioneros, hubieran quedado libres de culpa por falta de pruebas.
El director Stephen Wallace revive el drama en esta película, que marca el regreso de Bryan Brown (FX) al cine australiano. A pesar de la intención de describir patéticamente el holocausto, el objetivo real de la cinta queda desdibujado en la lentitud de la trama y en la falta de soporte temático. Es más un documental sobre un juicio jamás concluido y que el pueblo de Australia todavía llora, ante la impotencia de haber hecho justicia por sus muertos. -

EL GUARDAESPALDAS ORIGINAL
CLINT EASTWOOD, personamente, le hará frente al reto que le impuso Kevin Costner con su más reciente interpretación en El Guardaespaldas.
Resulta que el guión de la película protagonizada por Costner, se basó en un libreto similar que había escrito Clint Eastwood hace más de 20 años con el ánimo de llevarlo algún día a la pantalla. Ahora el mismo Eastwood quiere reprodcir en el celuloide su propia versión de El Guardaespaldas, en In the line of fire. La historia es similar a la de Costner. Eastwood encarna a un guarda de seguridad de John F. Kennedy que no pudo estar al lado del presidente el día en que sufrió el atentado mortal en Dallas. 20 años después tiene la oportunidad de frustrar el atentado a Ronald Reagan. La película será dirigida por Wolfang Petersen y en ella participarán también John Malkovich y Rene Russo. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.