Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/5/1999 12:00:00 AM

LA CALLE COMO MATRIZ

Un grupo de artistas recopila las huellas de Medellín.

El Grupo Grafito, una asociación artística temporal conformada por Carlos Uribe, Gloria
Posada, Ana María Arango y Alejandra Gaviria, ha llevado a cabo durante los últimos meses un trabajo que a
primera vista podría parecer un despropósito pero que constituye un ejercicio innovador y con serias
implicaciones tanto artísticas como sociales. La obra hace señalamientos importantes sobre la historia de
Medellín, así como acerca de la técnica del grabado y de las infinitas posibilidades de la expresión y la
creatividad en grupo. Los artistas se han dedicado a imprimir _sobre liencillo y mediante una especie de
frottage_ la superficie del asfalto y las aceras con sus alcantarillas, accidentes y trayectorias, valorando los
registros perceptibles en la cultura material y señalando la calle no sólo como fuente natural del arte sino
como reservorio de memoria colectiva, donde ha quedado inscrito el paso del tiempo, de las generaciones,
de los estilos y de las distintas actividades que le han sido asignadas como vía de comunicación. Se trata,
por lo tanto, de una obra estrechamente relacionada con la arqueología y que al presentar sus datos sin las
tergiversaciones que podrían derivarse de la representación o la interpretación adquiere el carácter de
documento irrefutable. Los artistas parten del principio de que Medellín es un territorio vivo en el que la
diversidad no contradice la unidad y donde coexisten diferentes grupos, generando cada cual un espacio
característico de sus convicciones y expectativas. También estudiaron cuidadosamente la historia y las
peculiaridades de cada uno de los barrios y comunas para llevar a cabo su trabajo en los lugares más
significativos de cada sector. Las impresiones de culatas y fachadas de algunas edificaciones
complementan coherentemente la idea, permitiendo visualizar de manera más amplia las circunstancias y
patrones del crecimiento urbano, así como registrar los rastros de la vida que han quedado impregnados en
muros que fueron interiores pero que han pasado a hacer parte del perfil de la ciudad. El trabajo no es sólo
original y ambicioso como documento sino también desde el punto de vista de la técnica, puesto que al
convertir el espacio público en la plancha de sus grabados se ensanchan las dimensiones de esta
modalidad a los tamaños de la realidad. Además, el hecho de haber sacado la impresión de los talleres
para convertirla en una acción en la cual los ciudadanos pueden participar e indagar sobre sus objetivos y
procedimientos enriquece las posibilidades de la producción gráfica y le otorga una especial coherencia a
esta obra cuyos fundamentos se encuentran precisamente en las señales, actividades y ejecutorias de la
comunidad. El proyecto del Grupo Grafito acerca las posibilidades de que un trabajo artístico sea realizado
por toda una colectividad y fue llevado a cabo gracias a una beca de los Fondos Mixtos para las Artes y la
Cultura de Antioquia, así como a la colaboración de la cooperativa Confiar. Dada su gran escala, la obra
será presentada en espacios públicos, como plazoletas, parques y las estaciones del metro, pero desde el
momento en que empezó su ejecución se ha convertido en centro de atención y ha estimulado las
apreciaciones y expectativas de buen número de medellinenses.n Arte cotidiano iene lugar en el Museo de
Arte Contemporáneo y continuará a partir de esta semana en la galería El Museo una exposición de Juan Leal
Ruiz, artista bogotano radicado hace más de 15 años en Milán, donde ha alcanzado un significativo
reconocimiento por parte de los estamentos relacionados con la expresión creativa. Sus obras podrían
catalogarse como conceptuales, a pesar de la fuerza visual de muchas de ellas, puesto que su contenido
mueve más a considerar la vida como arte que a la contemplación estética. Pero además son obras que a
pesar de haber sido ideadas y argumentadas por el artista no han sido manufacturadas por él, con lo cual
hace manifiesta una definición del arte como ejercicio estrictamente mental en cuya práctica no hay cupo para
consideraciones secundarias. La exposición reúne trabajos de índole diversa, como unas fotografías de aves
de rapiña, bellas e inquietantes, y unos tableros que mueven a la interacción. Otras piezas están
conformadas por objetos que hacen gala de una gran carga simbólica y que impulsan pensamientos
gracias a su combinación con otros objetos o al contexto en que se han insertado. Tal es el caso de un
tornamesa sobre el que giran unas diapositivas de una mujer musulmana, conformando una sugestiva
imagen del silencio. En la mayoría de las obras, sin embargo _como en el piano metálico al cual se han
añadido los implementos del disc jockey y que será instalado en un bar de la ciudad 'en homenaje a estos
verdaderos artistas', o como la fotografía de un carro que reposa sobre un muro en un barrio de la capital_,
Leal hace manifiesto que el arte no se encuentra en direcciones rebuscadas sino en la realidad cotidiana y sin
pretensiones de la sociedad y de cada cual.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.