Domingo, 22 de enero de 2017

| 1984/07/16 00:00

LA CAMPAÑA DE PITIN

El montaje publicitario de la campaña de vacunación resulta interesante como la campaña misma

LA CAMPAÑA DE PITIN

Hace tres meses en un restaurante de Bogotá Yamit Amad contaba detalladamente los resultados de la campaña realizada el año pasado por Caracol y El Tiempo "Niños Presente". Para Guiomar Jaramillo, funcionaria de Unicef, la salud no estuvo presente en esa ocasión.
Bastó que mencionara las escandalosas cifras sobre morbilidad infantil y sus causas para que de inmediato surgiera la idea de emprender otra jornada, pero esta vez, se trataría de algo muy concreto.
Guiomar Jaramillo no tuvo que realizar demasiados esfuerzos para que se comprendiera que se debía comenzar por la vacunación masiva. La tercera causa de la morbilidad infantil radica en la carencia de una adecuada y eficaz vacunación durante los primeros cinco años. Se pensó entonces en emprender la más ambiciosa cruzada de prevención contra las cinco enfermedades más peligrosas y que con mayor frecuencia atacan a la población infantil: difteria, tosferina, tétano, sarampión y polio.
DEL DICHO AL HECHO
Al día siguiente Yamit Amad, Juan Manuel Santos, sub director de El Tiempo y Guiomar Jaramillo, visitaron al ministro de Salud, Jaime Arias Ramírez, para comentarle la idea y comprometerlo. El Ministro no sólo por estar al tanto de la situación precaria en este campo sino por su condición de médico ofreció su irrestricto apoyo, además porque este plan coincidía con uno semejante que el minis terio venía trabajando. Se trataba del Programa Ampliado de Inmunización "PAI", iniciado en 1981 y que proyectaba para el año de 1990 habe llegado con estos servicios a todos los niños del país.
El plan comenzó a marchar. El Tiempo y Caracol se comprometían a realizar toda la campaña publicitaria.
El ministerio de Salud prestaría el apoyo logístico: movilizaría a todo el estamento de salud del país, y la Unicef aportaría tres millónes de vacunas, que se necesitarán para las tres jornadas que se realizarán el 23 de junio, el 28 de julio y el 25 de agosto.
El programa de vacunación aspira a que se logre reducir la tasa de mortalidad a causa de las enfermedades inmunoprevenibles, que sólo el aña pasado cobraron 34.000 víctimas. La campaña no sólo consiste en la vacu nación, se trata ante todo de despertar en los padres la conciencia de que es necesario vacunar por tres veces consecutivas a los niños, ya que la mayoría de las enfermedades infantiles tiene su origen en la falta de una correcta educación en ese sentido. A escasos cinco días de iniciarse la primera etapa de la jornada de vacunación masiva, no hay colombiano que no identifique a "Pitin". Un monita que representa un niño sano, pintada por Orlando Prieto de "Trazo Publicidad", para una campaña materna infantil del ministerio de Salud, cobrá vida y empezó a recorrer el país, invitando a todos los niños de Colombia a sumarse en esta cruzada.
Pitín comenzó a hacerse popular, cuando por toda la nación se escuchaba una propaganda radial que hacía énfasis en que por primera vez un país no socialista se le medía a un programa de salud infantil masivo, lo cual resultaba para muchos extraño, ya que el estilo de la cuña no se ajustaba a los términos ortodoxos que utiliza la publicidad.
PAIS PILOTO
La importancia del plan no radica simplemente en que se trate del primer país no socialista comprometido en un proyecto de esta naturaleza, sino que llega al punto de convertir a Colombia, en la única experiencia en el mundo en cuanto a aplicación simultánea de vacunas contra las cinco enfermedades. Esto convierte a Colombia en país piloto y corresponde, en cierta medida, a un plan trazado por la Conferencia Mundial de Salud, realizada en Bellagio, Italia, en la que participaron la Organización Muniial de Salud, la Organización Panamericana de Salud y Unicef. En aquella reunión se habló de que Colombia era uno de los países que presentaba un mayor índice de mortalidad infantil. El próximo presidente de Ecuador, León Febres Cordero, ha manifestado que,guiándose por la experiencia colombiana, se compromete a poner en práctica en su país una campaña semejante y la anunciará en su discurso de posesión el próximo 10 de agosto.
La campaña se agiganta día tras día y sorí cada vez más las personas y las instituciones que se comprometen a sacarla adelante. El ejército, la Cruz Roja, la Defensa Civil, Bienestar Familiar, medios de comunicación como El Heraldo, El Mundo, Radio Sutatenza han dicho presente. Personajes de la televisión como Alí Humar, Alfonso Lizarazo y Pacheco, no han dejado de manifestar su solidaridad en cada uno de los programas en que participan. El costo de la campaña es de $58 millónes. Se han imprimido 10.000 camisetas para los promotores de salud que harán la vacunación. El 23 de junio se vivirá, sin lugar a dudas un ambiente semejante a una jornada electoralen donde no sólo habra repartición de volantes explicativos, continuo perifoneo motivando a sumarse a la campaña, vallas y pasacalles, sino que se instalarán 450.000 mesas en todo el país, al estilo de las utilizadas para las elecciones, que contarán con la presencia de un informador, un orientador, un registrador y su correspondiente vacunador. Si todo sale como se ha calculado muy pronto Pitín no será el único niño sano de Colombia. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.