Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/16/1992 12:00:00 AM

LA CIUDAD DE LA ALEGRIA

El conmovedor relato de Dominique Lapierre llevado a la pantalla por Roland Joffe.
CINCO AÑOS DESpués de haber adquirido los derechos de producción, el best seller de Dominique Lapierre ha sido por fin llevado a la pantalla por el director Roland Joffe, el mismo que se dio a conocer con otro éxito cinematográfico: La misión.
La historia se desenvuelve en Calcuta, la heroica ciudad de la India que ha luchado a muerte contra la miseria, la falta de servicios sociales mínimos, la escasez de agua y un brutal desequilibrio económico a lo largo de su historia.
Aproximadamente el 53 por ciento de la población -de cerca de 11 millones de habitantes- construye su hogar en los barrios bajos, o se hospeda en viviendas temporales en zonas conocidas como "bustees", las cuales con su crecimiento se van transformando en verdaderos pueblos dentro de la ciudad.
La película de Joffe es una metáfora sobre el sentido de la vida, en un lugar donde llegar al final de la jornada es ya considerado como una bendición de los dioses. En Calcuta confluyen las vidas de dos hombres, un médico norteamericano que huye de su pasado (Patrick Swayze) y un campesino de la región (Om Puri, destacado actor de la India), que buscan renovar su existencia en la enigmática ciudad. Joffe explota los elementos naturales y sociales de Calcuta para describir minuciosamente el núcleo social llamado "Ciudad de la Alegría", que no es otra cosa que un dispensario de salud y una escuela donde se da hospedaje y atención a leprosos y desamparados.
El relato no sólo es conmovedor desde el punto de vista de la narración. También constituye un puente de acercamiento entre dos tipos de realidades paralelas. Una que en medio de la cotidianidad mundana puede resultar vacía, y otra que en medio
de la desesperanza puede estar llena de vida.
RACISMO A LA INVERSA
LOS NORTEAMERICANOS ESTAN acostumbrados a las reiteradasprotestas de los negros en defensas de sus derechos como ciudadanos y en contra de los abusos que sufren los miembros de su raza. Lo que nunca esperaron fue que los mismos negros protestaran contra una película que os defiende en extremo.
Se trata de la más reciente producción del director negro Spike Lee, Malcolm X; sobre la vida del activista asesinado en Nueva York hace 27 años. La cinta, que será estrenada en noviembre, ha sido calificada como "racista en sentudi inverso" por los miembros del Grupo de Preservación de los Valores del Negro.
Los detractores del color argumentan que el filme de Lee no hace sino exacerbar el odio de los negros hacia los blancos, lo cual tampoco tiene sentido.
A juzgar por los comentarios, a Spike Lee le va a tocar no sólo defender sus intereses frente a los blancos sino también frente a los miembros de su propia raza.
EXTASIS
Veleidades del director Michael Tolkin sobre el sexo y religión.
LA CARTELERA la anuncia como "una historia estremecedora fascinante sobre el despertar sexual y espiritual de una mujer". Sin embargo el anuncio no tiene nada que ver con lo que sucede en la pantalla.
Por el contrario, la historia que se intenta contar carece de contexto definido tanto en el campo sexual como en el espiritual.
Extasis marca el debut -como libretista y como director- de Michael Tolkin, un aventurero independiente que logró llamar la atención de los mismos productores de Sexo, mentiras y video. El tema: una mujer que desea darle un giro total a su liberada pero decadente vida sexual, y decide entregar su alma a una secta religiosa.
Los conceptos de sexo y religión, mirados desde el punto de vista contemporáneo, resultan ser un punto de conflicto difícil pero interesante de explorar. No obstante, Extasis no posee ni eso en el libreto, ni fuerza en los personajes, ni coherencia en la historia, ni mucho menos conocimiento de causa ante el problema planteado. Lo que Tolkin muestra son veleidades caprichosas y superficiales sobre el tema, con un argumento pobre e inconsecuente.
En pocas palabras, la historia no convence a nadie, porque en ningún momento aparece un hilo que conduzca hacia alguna parte.
EN LA MIRA DE AMERICA
CONTINUA LA muestra fotográfica organizada por el Instituto Distrital de Cultura y Turísmo, de Bogotá, sobre el continente americano.
El ciclo, llamado "América, una mirada" y presentado en la Cinemáteca Distrital, incluye una amplia gama de temas, así como de directores nacionales y extranjeros que se han involucrado con el continente no solamente en su espacio físico, sino con sus componentes históricos y culturales propios de este territorio.
El martes 20 se presenta la primera carga al machete, del director Manuel Antonio Gómez. Y desde el jueves 20 se exhibirá la última cena, del director Tomás Gutiérrez Alea; Aguirre, la ira de Dios, de Werner Herzog; El secreto de los incas, de Jerry Hopper; Maluala, de Sergio Oral, y Que viva Meéxico, de Seguei Eisenstein.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.