Martes, 24 de enero de 2017

| 1997/03/31 00:00

LA CONSPIRACION

López Caballero demuestra que el Fiscal prevaricó.

LA CONSPIRACION


LA CONSPIRACION
EL LIBRO BLANCO DEL JUICIO AL PRESIDENTE
JUAN MANUEL LOPEZ CABALLERO
PLANETA, BOGOTA, 1997
$ 15.900
CUANTO MAS SE habla y se escribe sobre los episodios que llevaron a juicio al Presidente de la República ante el Congreso, más se advierte la existencia de manipulaciones, cortinas de humo, falsedades, falacias jurídicas e intereses oscuros y personales. Tanto, que es seguro que los colombianos que no pertenecemos a la élite política, económica y de los medios del país jamás llegaremos a conocer la verdad de lo ocurrido. Porque dicho sea de paso el interés por llegar a la verdad no ha aparecido por ningún lado en todo el proceso.
Dentro de ese panorama, el último libro de Juan Manuel López Caballero sobre el juicio al Presidente confunde más a una opinión pública bombardeada sin piedad durante dos años por el cuerpo élite de los medios de comunicación, que ha demostrado un comportamiento inmaduro, irresponsable y nada profesional. Y digo que confunde el libro de López porque, ante la casi unanimidad de esa élite de los medios para presentar y calificar los hechos, resulta una voz discordante, que viene a trastornar lo que, en virtud de tal unani midad, se tenía ya como una verdad probada.
Desde hace rato este ensayista se ha caracterizado por salirse de la mansa manada cuando opina y por hacerlo con un manejo argumental sólido, nada usual en nuestro medio. En este caso López Caballero logra cuando menos perturbar al lector, porque se puso en el trabajo de hacer algo que casi nadie ha hecho en el país: leer y estudiar el expediente punto por punto. Por tanto, su argumentación se basa en cosas probadas y no es suposiciones, interpretaciones amañadas, chismes, filtraciones y tantos otros procedimientos que han sido el pan de cada día.
El análisis de López es jurídico, terreno que domina como pocos. Y así, expediente en mano, saca a la luz violaciones repetidas al debido proceso, peritazgos de la Fiscalía errados, testimonios que cambian al vaivén de las presiones, testimonios falsos o contradictorios, inconsistencias y manipulaciones jurídicas de la Fiscalía en su denuncia ante el Congreso. Y, finalmente, demuestra que el Fiscal prevaricó al presentar dicha denuncia.
¿Y el juicio moral? Es ineludible, pero éste no se da en el terreno judicial, sino que lo hace una sociedad bien informada. Y tal no es caso de nosotros los colombianos en este asunto. Porque el libro de López, al revelar las manipulaciones e irregularidades dichas atrás, no prueba solo la inocencia de Samper en lo penal lo cual serviría para calificar su caso de un 'simpsonazo' a la colombiana sino que le hace ver al lector que detrás de todo se mueven muchas cosas oscuras y muchos intereses que nada tienen que ver con el bien común. Entre ellos, y principalmente, los intereses de Estados Unidos, como lo explica Ramón Jimeno en el epílogo.
En la segunda parte de su libro que en realidad constituye otro libro López realiza un análisis de carácter económico, para apoyar su conclusión final de que la crisis derivada del escándalo de la financiación de la campaña presidencial la cual, según él, no fue tamaño elefante si no ratón se debe al enfrentamiento de dos esquemas económicos: el neoliberal, encabezado por César Gaviria, y el de corte socialdemócrata, encabezado por el actual Presidente.
Parece equivocado ese diagnóstico, porque más bien se advierte un duro enfrentamiento político entre dos fracciones del liberalismo: el gavirismo y el samperismo. Y punto. De todas maneras, el análisis de López resulta interesante para entender que la crisis económica del país no nació hace dos años, como lo han querido explicar. Y el libro en su conjunto sirve a unos para no tragar entero, a otros para disfrutar de una argumentación sólida e inteligente, así no se pongan de acuerdo con ella.

NOVEDADES

PENSAR LA CIUDAD
VARIOS. FABIO GIRALDO Y FERNANDO VIVIESCAS
COMPILADORES CENAC, FEDEVIVIENDA Y TERCER
MUNDO, BOGOTA, 1996
VEINTIOCHO PROFESIONALES de distintas disciplinas, encabezados por Rogelio Salmona, se reunieron en un seminario para "Pensar la ciudad". Este libro reúne las reflexiones que hicieron, en las cuales se quiso enriquecer el concepto arquitectónico y urbanístico con otros conocimientos que confluyen en la configuración de una urbe. Así, historiadores como Marco Palacios, filósofos como Guillermo Hoyos, Libardo Sarmiento, Jorge Aurelio Díaz y Lisímaco Parra, sicólogos como Florence Thomas, sociólogos como Jorge Alberto Naranjo y María Victoria Uribe, siquiatras como José Antonio Malaver, escritores como Fernando Cruz, economistas como Jorge Lotero y Mauricio Cuervo, además de arquitectos como Alberto Saldarriaga y el mismo Salmona, entre varios más, realizan aproximaciones a la ciudad desde sus propias disciplinas.
Un libro hermoso, de interés para todos.

LINDA 67, HISTORIA DE UN CRIMEN
FERNANDO DEL PASO.
PLAZA Y JANES, PUEBLA, 1996
SE ENCUENTRA en las librerías del país esta última novela del mexicano Fernando del Paso, quien se aventura en los terrenos policiacos. Y sale bien librado pues, a pesar de que el lector sabe desde el comienzo quien es el asesino, mantiene el suspenso y logra una trama bien armada. Narrador diestro, Del Paso hace buenas descripciones de las costumbres de sus personajes, de sus caracteres y de sus entornos sociales. Se lee de un tirón y, por lo entretenida, se recomienda para el descanso en las vacaciones de Semana Santa.

MARCO JURIDICO DEL DERECHO
AMBIENTAL EN COLOMBIA
CESAR TORRENTE Y OSCAR DAVID ACOSTA,
COMPILADORES. MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE
Y CAMARA DE COMERCIO DE BOGOTA, 1996. DOS VOLUMENES .
LA DISPERSION de las normas que conforman el Derecho Ambiental en el país hizo urgente la tarea de reunirlas con el fin de facilitar su consulta y aplicación. Tal es la importancia de este trabajo. Y en verdad que, en materia de normas, Colombia es millonaria, pues el conjunto copó dos grandes volúmenes que, entre ambos, suman 2.319 páginas. Traen el Código Natural de los Recursos Naturales, la ley 99 de 1993 y el Decreto Ley 2150 de 1995, todos ellos con sus correspondientes normas reglamentarias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.