Sábado, 25 de octubre de 2014

| 1995/05/22 00:00

LA CRITICA SENSIBLE

Después de visitar el museo Rufino Tamayo de México, llega al MAM de Bogotá una exposición retrospectiva de uno de los principales pintores del arte abstracto español.

LA CRITICA SENSIBLE

POR UN LARGO período, aún en España su país natal, Gerardo Rueda fue un artista poco conocido, no obstante haber enfatizado la crítica especializada su real aporte. Posiblemente ello se deba a la manera silenciosa e insular en que Rueda ha desarrollado su propuesta. Nunca ha pertenecido a movimientos o a tendencias de corta duración, ni ha pregonado filiaciones a ningún tipo de políticas artísticas o extra artísticas. Ha sido más bien un fiel creyente en la vida del espíritu y así se ha dado a la tarea de enriquecer el suyo y de preparar, desde su trabajo en el arte, alimento para el de los demás.
Entender su obra implica, sin embargo, un acercamiento a las principales especulaciones plásticas que ha desarrollado la modernidad, pues no sólo éstas lo han enriquecido sino que ha sido Rueda uno de sus más inteligentes críticos. Su obra, serena pero constante y siempre en voz baja, se ha preocupado por desmontar discursos y preconceptos y por demostrar que las especulaciones que se imponen sirven para enriquecer caminos personales y no para aunarlos o encasillarlos dentro de estrechos límites, fuera de los cuales cualquier propuesta pierde validez. Precisamente su reciente descubrimiento fuera de los límites españoles, encuentra su causa en ese tipo de irreflexión que desconoce en lo que no se explica en el primer enfoque, una obra de significación. Por fortuna hoy, cuando prevalecen las posturas individualistas, se ha mirado el pasado con nuevos ojos y se han podido rescatar artistas y obras entre las cuales la de Rueda ocupa un lugar destacable. El fue no sólo una de las más ricas expresiones del arte abstracto español de los años 50, sino también uno de los artistas que, debido a la magnitud crítica y personal de su trabajo, en mayor medida han influido a las generaciones que le han seguido también en la creación abstracta.
Con elementos tomados del cubismo, del constructivismo, de la abstracción lírica y de otras corrientes, su obra ha impuesto una nueva forma de mirar y de expresar el paisaje, y de hablar sensiblemente -aun con el rigor del lenguaje geométrico-, al tiempo que ha significado la reconquista de un espacio de meditación para la tradición española con el sino de la penumbra y la agresión. A Gerardo Rueda le ha interesado ante todo la belleza como lenguaje y como medio de comunicación, por ello, aun cuando incluye la crítica, su obra nunca roza la dureza o la rudeza.
En cada uno de los diferentes períodos de su trabajo en pintura, collage, relieve o en escultura e incluso en decoración, Rueda ha encontrado la riqueza y la elegancia en la humildad del material. Con solo el buen sentido del color y la composición, ha convertido una caja de cerillas o un trozo de madera en un motivo para el arte, y ha dado con ellos las lecciones de dulzura, de modestia y de silencio que tanto necesita un período en el que abundan el exhibicionismo y la estridencia.
También en la difusión y conservación del arte contemporáneo en España es resaltable el trabajo de Gerardo Rueda y acertada su visión. Junto con Fernando Zobel y Gustavo Torner, fundó en 1966 en las casas colgantes de Cuenca el Museo de Arte Abstracto que lleva el nombre de esa ciudad, el cual se convirtió en pocos años en referencia inevitable en el arte de su país.
Esta institución, en la actualidad integrada a la colección de la Fundación Juan March y ampliamente conocida por la importancia de las obras que reúne, ha sido básica para la educación estética de varias generaciones, y como todo proyecto de Rueda, indispensable en la escena española para la comprensión y la pluralidad de posiciones que puede asumir un artista aun cuando las modas, los compromisos o las apariencias marcan un sendero o una obligatoriedad.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×