Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1986/03/17 00:00

LA ENCICLOPEDIA DEL SIGLO XX

Una serie de libros que pretende reunir diferentes visiones sobre la cultura de este siglo

LA ENCICLOPEDIA DEL SIGLO XX

AUTORES VARIOS."La cultura del 900". 6 tomos. México: Siglo XXI Editores. 1985.
Entre 1751 y 1765 Denis Diderot y su amigo D'Alembert dieron a la imprenta los 17 volúmenes que conformaron la Encyclopedie. El proyecto de reunir en una obra que fuera un compendio exacto del saber humano, acumulado a lo largo de los tiempos, no tenía antecedentes en la historia. Y por eso su aparición marcó una fecha de extraordinaria importancia para la cultura universal. Así el diccionario razonado de las ciencias, las artes y los oficios se convirtió en el lugar obligado para el encuentro del hombre cultivado con lo que vagamente se llama cultura. En aquellos catorce años fulgurantes de la ilustración se fundó de una vez por todas el estilo enciclopédico del que derivan tantas y tantas obras. Los vastos volúmenes de la Enciclopedia y sus descendientes sin embargo han conocido su discontinuidad al abrigo del pasado. Pero aun así es claro que fundaron para la modernidad la llamada "industria de la cultura" o por lo menos su modelo general. De esta tradición enciclopédica se deriva ahora una historia viva de la cultura de siglo XX que con la dirección de Arnoldo Mondadori, editor, acaba de aparecer bajo el título "La cultura de 900". Son seis volúmenes en pequeño formato publicados en español por La editorial Siglo XXI. La idea de la obra es reunir en una selección amplia los diversos aspectos que conforman el ámbito universal de la cultura del siglo XX. Literatura (Tomo I); teatro, linguística y semiótica (Tomo II); filosofía y sicología (Tomo III); sociología, economía, derecho, e historiografía (Tomo IV); arquitectura, artes plásticas (Tomo V); cine y música (Tomo VI), conforman esta colección articulada en volúmenes independientes.
Obra de consulta, textos de referencia, compañero de trabajo "La cultura del 900" realiza la ordenación temática de los tópicos de la cultura general. Pero no se trata, como el propio editor lo advierte, de una visión imparcial de la cultura. Su carácter parcial está determinado tanto por la selección de los autores y temas estudiados, como por los puntos de vista adoptados por los diversos autores de la colección.
"La cultura del 900" es una reinterpretación y una interrogación que "pone de manifiesto ámbitos problemáticos, persistencias, crisis", como apertura a nuevas perspectivas de reflexión.
Como no hay en la cultura un punto cuya validez universal no sea cuestionable, "La cultura del 900" cae necesariamente dentro del campo magnético de las relatividades. Algunos lectores considerarán juntos los puntos de vista expuestos, otros verán en ellos un motivo de polémica o de disentimiento. Su importancia radica en que abre el panorama de la cultura, alejándose de la referencia pasiva de la simple información transmitida. Sin buscar un centro activo, unificador, disemina y a la vez unifica lo que ha conformado la intrincada arquitectura de la cultura contemporánea. Rescata sus principales figuras, reflexiona sobre las escuelas y sobre épocas enteras, adelanta un amplio debate de las ideas que han sido las formadoras de los grandes movimientos sociales y artísticos que dan vida a la historia contemporánea.
Más que la vida propia de los continentes y de las naciones, más que en la historia propiamente dicha del mundo contemporáneo, la obra está centrada en los problemas auténticamente intelectuales, sus transiciones y también sus fracasos. Aunque no falta la opinión crítica, en algunos casos, y en otros el juicio dogmático o derogatorio, el esquema general es equilibrado y su utilidad es obvia frente a los fines que quiere alcanzar: mostrar las evoluciones del pensamiento y del arte en el período que va desde principios de siglo hasta nuestros días. De tal manera que quien quiera estar al tanto del pensamiento contemporáneo en sus diversas disciplinas y sus múltiples vertientes, quien quiera conocer las fuerzas impulsoras de la cultura actual, encuentra en "La cultura del 900" un estudio idóneo, una fuente inusualmente variada para afrontar los diversos criterios de la historia universal del siglo XX.--

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.