Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2009/08/08 00:00

La feria de los lectores

Del 12 al 24 de agosto Bogotá se convierte en un gran escenario de libros y lectores con la XXIII Feria Internacional de Bogotá, cuyo invitado de honor será México. ¿Cuáles son los platos fuertes de la feria? ¿Qué trae México?¿Cómo va la industria?

Lector puede ser cualquiera. Y esa ha sido, desde su fundación en 1986, la idea de la Feria. ternacional del Libro

Ninguna feria reúne, como la del libro, casi 400.000 personas durante 10 días en el recinto de Corferias. Ninguna convoca, con igual emoción, a un silencioso gremio que no reconoce ni estratos sociales ni profesiones. Lector puede ser cualquiera. Y esa ha sido, desde su fundación en 1986, la idea de la Feria Internacional del Libro de Bogotá.

Este año muchos de esos silenciosos devotos de los libros se sorprendieron con el cambio de fecha. De finales de abril, la feria se trasteó a agosto, un mes en el que se celebra el Festival de Verano de Bogotá. Moisés Melo, director de la Cámara Colombiana del Libro, dice que este cambio busca "no coincidir con las ferias de Buenos Aires, Quito y Santo Domingo. En especial la de Buenos Aires dificultaba la participación de editores y compradores del Cono sur. Este año tenemos ya confirmados 23 editores y cinco compradores de allí, una cifra que no está nada mal para estos tiempos de crisis y que seguramente aumentará. Ya confirmaron también los directores de 11 cámaras del libro que acudirán a la reunión del Grupo Iberoamericano de Editores (GIE)".

Ese cambio de fechas, para la mayoría, no presenta problema. Sin embargo, el gremio de los libreros está a la expectativa, pues agosto es, por excelencia, el mes en que más se mueven tradicionalmente las librerías debido a la entrada de los universitarios a clases. Al respecto, Alba Inés Arias, de la Librería Lerner Norte, apunta: "Nosotros aprovechábamos esta temporada de regreso a clases para vender. Como la feria fue puesta en medio de las dos quincenas, este año nos hará mucho daño en ventas. Sin embargo, queda un remanente de personas que después de la feria terminan convirtiéndose en visitantes de librerías. La feria genera una cierta cultura del libro, la gente aprende a distinguir editoriales, distribuidores. Aprende a elegir y a distinguir productos de calidad".

Que viva México
Este año el país Invitado de Honor será México, que trae una delegación de 40 poetas y decidió privilegiar este género sobre la narrativa, para divulgar y dar a conocer una tradición poderosa que cuenta con poetas fabulosos como José Emilio Pacheco. México se ha tomado en serio la invitación y en su pabellón, de 3.200 metros, instalará una gran librería con al menos 35.000 volúmenes de editoriales distribuidas por el Fondo de Cultura Económica, acaso el proyecto editorial más sobresaliente de América Latina. Bajo el lema 'Más México en Colombia. Más Colombia en México', la delegación de ese país incluye, además de los poetas, grupos de teatro, muestras de cine y artes plásticas.

Entre las figuras principales de la feria estarán los escritores Sergio Pitol, José Emilio Pacheco, Eduardo Lizalde, Jaime Labastida, Enrique Krauze, Margo Glantz, Sabina Berman, Denise Dresser, Jorge Volpi, Xavier Velasco y Luis Felipe Fabre. Así mismo, en el pabellón "se montarán 10 exposiciones de artes plásticas, 26 actividades musicales, tres obras teatrales y 77 actividades dirigidas al público infantil. Con el apoyo de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), se hará una oferta de 35.000 volúmenes de más de 80 editoriales de habla española", dicen los organizadores. Además, habrá muestras de cine, con un ciclo dedicado a su relación con la literatura. Habrá música con el grupo Lumínico, del género electrónico, así como danzas tlaxcaltecas, sones jarochos como los del Mono Blanco; música Veracruzana a cargo de David Haro, y la siempre excéntrica cantante Astrid Hadad. Y, como si esto fuera poco, se montarán 10 exposiciones de artes plásticas: Tepito ¡Bravo el barrio!, del fotógrafo Francisco Mata Rosas; El Santo, Leyenda de Plata, que rescata la imagen del luchador ícono de la cultura popular mexicana; Impresiones, obra gráfica de José Castro Leñero y Roberto Turnbull; Un informe para una Academia de Franz Kafka, con grabados de Francisco Toledo; Ilustradores mexicanas, y una exposición organizada por el Consejo de Promoción Turística: Ciudades Mexicanas. Patrimonio de la Humanidad, entre otras.

Los otros
Pero la feria tendrá también otros ejes temáticos, como el 'Encuentro Internacional de Escritores', en el que participarán nombres de todas las generaciones de la literatura colombiana, como Andrés Felipe Solano, Ricardo Silva, Enrique Serrano, Mario Mendoza, Roberto Burgos, Eduardo García Aguilar, Óscar Collazos y Antonio Caballero, por sólo nombrar algunos. A la par de este encuentro, se lanzarán al menos 50 novedades colombianas de diversos géneros, como las nuevas novelas de Patricia Lara, Pilar Quintana, Mauricio Vargas, Carlos Castillo; los libros del investigador social Mauricio García Villegas, y el del sociólogo Alfredo Molano, entre otros.

Este año, además, parece claro que los diversos congresos y seminarios se tomarán la feria. Fundalectura realiza el IX Congreso de Lectura, que agotó sus cupos hace ya 15 días; el VII Congreso Internacional de Publicaciones Universitarias de Iberoamérica, y el I Encuentro Latinoamericano de Editores de libros para niños y jóvenes, que contribuye a fortalecer el aspecto profesional de la feria.

Estos encuentros ayudan a un asunto esencial que quizá se les escapa a muchos: la promoción de la lectura. Para Carmen Barvo, directora de Fundalectura, "Esta feria es muy importante para nosotros desde el punto de vista de fomento de la lectura. En esta oportunidad estamos celebrando el 'Congreso Nacional de Lectura: Los niños son un cuento', dirigido especialmente al fomento de la lectura en la primera infancia, y estamos absolutamente rebasados de solicitudes de cupos. Es impresionante todo lo que ha atraído el tema de lectura con los niños de entre 0 y 6 años. Vienen personas de todo el país, hay un gran fervor frente al tema. En este momento cumplimos con la capacidad máxima del auditorio de la feria, que son 900 asistentes. Como se puede ver, la feria brinda una gran posibilidad para la realización de estos eventos en los que el tema central es el fomento de la lectura".

Pero, además, como coinciden varios editores, como Rodrigo de la Ossa, hay que esperar que la industria del libro, tan golpeada por la actual crisis, se recupere gracias a los negocios que se realizarán en la feria, pues "la feria del libro es, quizá, la mejor oportunidad, el mejor escenario y la mejor situación para que una editorial pueda mostrar en conjunto su proyecto". Aunque las dificultades son más que evidentes con Venezuela, y la exportación de libros a ese país ha mermado debido a la difícil situación y a la caída del precio del dólar, lo cual encarece el valor de lo s libros colombianos, es de esperar que los compradores y la industria de sectores como el de libros de interés general siga creciendo y mantenga a Colombia como el primer exportador de libros de América Latina.

En todo caso, como dice Moisés Melo, la Feria quiere seguir "convocando público local y contribuyendo a atraer más gente a la lectura. Necesitamos desarrollar un mercado local para poder mantener y mejorar nuestra competitividad internacional". Porque esta es una feria que, desde cuando se fundó, ha tenido como prioridad ser para los lectores, es decir, para todos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.