Domingo, 22 de enero de 2017

| 1993/01/25 00:00

La flauta mágica

En sólo dos años el plan "Batuta" ha logrado formar más de 10 orquestasjuveniles e infantiles y más de 100 preorquestas en todo el país.

La flauta mágica

CUANDO ANA MIlena Muñoz de Gaviria visitó a Caracas algunos meses antes de posesionarse como la Primera Dama de la Nación, quedó enamorada de un proyecto cultural que el vecino país estaba desarrollando con éxito. Se trataba de un plan de formación de orquestas sinfónicas para estimular el talento de miles de niños en el campo de la música.
Tanto le impactó el programa, que al otro día de la posesión la Primera Dama ya estaba gestionando la implantación de un plan similar. Fue así como con el nombre de "Batuta" nació hace dos años el Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles e Infantiles de Colombia, dispuesto a penetrar en las zonas marginales de las ciudades y en los municipios más alejados del territorio colombiano, en la búsqueda de todos aquellos jóvenes que hasta ahora no habián tenido acceso a la interpretación musical y mucho menos a integrar orquestas en formación. El resultado de "Batuta" no sólo ha sido uno de los más prósperos entre los programas de desarrollo del Gobierno, sino que además es el más sólido de todos. Ana Milena se encargó de crear una fundación nacional independiente, con participación de las empresas públicas y privadas, con el ánimo de que el plan perdurara con los años, y no fuera sólo un simple programa de gobierno.
La idea es promover la cultura allí donde es más difícil motivarla por falta de instituciones, de capacitación y de medios económicos. Por esta razón, "Batuta" provee los instructores, los directores y los instrumentos, gracias a las valiosas donaciones internacionales.
De esta manera se han incorporado al plan más de 2.000 niños (de cuatro años en adelante) distribuidos desde Leticia a San Andrés, incluidas Bogotá, Manizales, Medellín, Bucaramanga y Pereira. Y se espera que al finalizar el 93 estén formando orquestas sinfónicas unos 10.000 más, en todo el territorio nacional.
Sin duda, el plan "Batuta", bajo la dirección musical del maestro Manuel Cubides, ha sido uno de los proyectos culturales más significativos de los últimos años; y uno de los pocos que ya aseguró posibilidades ilimitadas de expansión, sólo basado en la estimulación musical.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.