Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/01/23 22:00

La gran apuesta

Esta crónica de cómo algunos en el mundo financiero anticiparon y aprovecharon la crisis de 2008 pone el énfasis en figuras marginales que dudaban de la sabiduría de los mercados. ***

Steve Carell y Christian Bale son protagonistas principales en esta película de Adam McKay.

Título original: The Big Short
Año: 2015
Director: Adam McKay
Guion: Charles Randolph y Adam Mckay, basados en el libro de Michael Lewis
Actores:  Christian Bale, Steve carell, Ryan Gosling
Duración: 130 min.

Los protagonistas de La gran apuesta tienen similitudes con el banquero anarquista del libro de Fernando Pessoa: aunque trabajan en el mundo de las finanzas, buscan hacer caer un sistema artificial —de “ficciones sociales”, como lo llama Pessoa— que consideran absurdo, injusto e indeseable. Como el personaje de Pessoa, son tipos “más o menos lúcidos” y también “hombres de acción” que actúan, a partir de su lucidez, para aprovecharse del optimismo irracional que inspiraba el mercado de finca raíz en Estados Unidos. La gran apuesta está basada en el libro periodístico de Michael Lewis que sigue amenamente, poniéndole rostros, nombres y apellidos, a algunos de los personajes que vieron venir el colapso financiero de 2008 que dejó en la quiebra a Lehman Brothers y a la economía mundial en una profunda crisis.
Es un mundo masculino que prácticamente huele a colonia y en donde coinciden tres grupos de tipos que, más o menos independientemente, se dieron cuenta de que el mercado inmobiliario no funcionaba como debía y que era posible aprovecharse de esa falla para lucrarse fabulosamente.

Es un tema difícil de abordar por la sofisticación de las operaciones financieras, pero la película muestra que detrás de la crisis estaba la ceguera compartida de tres instituciones: los bancos que tenían incentivos para hacer préstamos de vivienda a personas que no podían pagarlos; las empresas financieras que juntaban miles de estas hipotecas en unos paquetes llamados CDO para que circularan en la bolsa, y las empresas encargadas de evaluar el riesgo de esos paquetes (lo que determinaba su precio en el mercado) que no examinaban sus contenidos.

Al darse cuenta de la fragilidad del mercado inmobiliario, los tres grupos de hombres de acción deciden apostar en contra de estos CDO usando otro mecanismo enredado, los swaps, una especie de seguro que solo pagaría si el precio bajaba demasiado.

La película explica estos mecanismos enredados como un choque de egos masculinos donde gana no el más fuerte sino el que mejor se pilla el asunto, el que logra ir más allá de lo aparente para ver cómo son verdaderamente las cosas (lo que también sucede en Moneyball, otro libro de Lewis llevado al cine).

Es un mundo de héroes aislados, de hombres que demuestran su valor al nadar contra la corriente, convencidos tanto de su inteligencia como de la estupidez de los demás. A pesar del esfuerzo que hace la película por darle un toque de ligereza a lo sucedido y por resaltar el carácter heroico de estos tipos, hay algo repelente en este coctel de competitividad, amargura, obsesión con el dinero, arrogancia y paranoia.

Pero la abstracción de las operaciones financieras parece contagiar otras áreas de la película. Al limitarse a mostrar el choque entre marginados inteligentes e instituciones ciegas, sordas y seguras de sí no queda espacio para algo fundamental: la forma en que este juego tan masculino resuena en otras esferas y afecta, digamos, a la gente menos ambiciosa, informada o inteligente.


Cartelera

**** Excelente ***½ Muy buena *** Buena **½ Aceptable ** Regular * Mala


Los 8 más odiados ***
En su octava película, Quentin Tarantino regresa al oeste en una mezcla extraña y sangrienta de géneros cinematográficos.

HERMANAS ** ½
Dos hermanas a los 40 siguen tan inmaduras como a los 20 en esta comedia que se balancea entre la ternura y la ordinariez.

El abrazo de la serpiente ****
Tras su nominación al Óscar, regresa a las pantallas este viaje alucinado y elegante al corazón de la selva amazónica dirigido por Ciro Guerra

Janis ***
Repaso cronológico a la vida trágica y breve de la cantante estadounidense. Presentaciones 28 y 29 de enero y 4 de febrero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.