Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1998/09/07 00:00

LA HORA DE CLAUDIA

'Once horas' marca el inicio como solista de Claudia García.

LA HORA DE CLAUDIA

Escuchar el primer disco de Claudia García deja una grata sensación y la impresión de que lentamente en Colombia se está haciendo música pop de evidente corte internacional. Y para una joven que durante los años 80 creció escuchando a artistas como Janet Jackson, Madonna o Lionel Richie, este debe ser el sueño hecho realidad. Pero un poco más allá es el nacimiento oficial de un buen prospecto en el mundo de la música.
Claro que para Claudia García este no es un eslabón gratuito en su carrera artística, desviada un tanto por otras expresiones como la actuación. Aún vale recordar que Claudia, como su hermana Danna, que también anda más metida en lo actoral, es hija de Claudia Osuna, una excelente baladista que brilló a comienzos de los años 70, lo que sienta el precedente familiar en su formación musical.
No hay que olvidar tampoco a Café Moreno, un proyecto oportunista que dejó conocer a las hermanas García interpretando nuevas versiones de clásicos de la música tropical. El furor momentáneo y exitoso de Café Moreno quedó en el olvido y la televisión las absorbió.
Esta semana se lanza Once horas, el primer álbum de Claudia García. Un trabajo producido por José Gaviria, uno de los músicos colombianos que han sido fieles a este tipo de propuesta conocida simplemente como música pop. Y de eso es que se trata este disco. Una colección de 13 canciones entre baladas y temas rítmicos marcadas por un buen equilibrio instrumental, percusión, guitarras, teclados, que acompañan una voz de buen matiz y dominio en medio de melodías sencillas fáciles de captar.
Muro de lamentos es el tema de apertura y el que da la directriz a esta producción. Once horas, Uno y dos y Bésame, el tema bailable del disco, dejan abierta la alianza entre el ritmo y las guitarras que se destacan. La cadencia es el factor primordial para Cerca de ti, mientras que el toque intimista lo pone Para quererte, una canción que cuenta tan sólo con una guitarra acústica, interpretada por José Gaviria, y la voz de Claudia.
Once horas es una buena perspectiva y una suma a la lista de mujeres que, como Shakira, Silvia O, Adriana Bottina o las Lapizlázuli, le están dando una nueva cara a la música juvenil colombiana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.