Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/18/2002 12:00:00 AM

La hora de la verdad

El próximo 24 de marzo se llevará a cabo una nueva versión de los premios Oscar. SEMANA habló con algunos de los nominados y también hace sus apuestas.

Los premios Oscar siempre seran un misterio. Desde el momento en que se dan a conocer sus nominaciones se apuesta, se juega, se especula. Premios como los del American Film Institute, los Globos de Oro, los que otorga la Asociación de Críticos de Estados Unidos o los Críticos de Nueva York, entre otros todos ellos desde la última semana de diciembre hasta la tercera de marzo— ayudan a vaticinar quiénes serán los ganadores. Sin embargo nadie da la última palabra hasta el día de la ceremonia de premiación.

Este año, como el anterior, cuando Gladiador y Tráfico se repartieron los principales galardones, la lucha por las principales nominaciones parecen girar en torno a la emotividad de Una mente brillante, la espectacularidad de El señor de los anillos y la extravagancia de Moulin Rouge. Cualquiera de las tres puede ganar. Mientras la primera es una conmovedora biografía contada en clave de ficción, como lo fueron Amadeus y La lista de Schindler, la segunda es una superproducción del tamaño de Gladiador, Titanic y Corazón valiente, y la tercera es una propuesta tan arriesgada como la de Belleza americana y Perdidos en la noche.

La historia de la Academia prueba que las tres tienen una gran posibilidad de arrasar con los premios, aunque el hecho de que Baz Luhrmann, director de Moulin Rouge, no esté nominado a la categoría de mejor director es muy diciente. Pero no sólo él es el gran olvidado por su trabajo. La Academia pasó por alto a Jean-Pierre Jeunet por Amélie y a Steven Spielberg por Inteligencia artificial. (Ver recuadro de nominados).

En la categoría de Mejor actor principal Russell Crowe podría repetir el premio que obtuvo el año pasado con Gladiador. Su participación en Mente brillante ha sido, sin duda, uno de los mejores papeles de su carrera. Sin embargo no se puede pasar por alto a Denzel Washington (Día de entrenamiento) ni a Sean Penn (Yo soy Sam), actores de una extensa trayectoria y que también merecen, de sobra, la estatuilla. Washington hace las veces de un policía en Los Angeles mientras que Penn interpreta a un retrasado mental que lucha por mantener la custodia de su hija.

En la categoría a Mejor actriz Halle Berry podría dar la gran sorpresa por su papel en Monster’s ball el que interpreta a la esposa de un hombre condenado a la pena de muerte. Sissy Spacek, quien ya ganó este premio por su actuación en La hija del minero, también es favorita por su papel en In the bedroom en la que interpreta a una madre que tiene que ayudar a su hijo a salir de una relación amorosa con una mujer mayor.

SEMANA habló brevemente con algunos de los protagonistas de esta nueva versión de los premios Oscar que se entregarán el domingo 24 de marzo.



Vea lista completa de nominados a los premios Oscar
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.