Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/23/2014 1:00:00 PM

La inmigrante

Esta película examina, en tono melodramático y emocional, el choque de una muchacha polaca que llega a Estados Unidos en 1921 y descubre que la promesa de libertad tiene un lado oscuro. *** 1/2

Título original: The Immigrant
País: Estados Unidos
Año: 2013
Director: James Gray
Guion: James Gray y Ric Menello
Actores: Joaquin Phoenix, Marion Cotillard, Jeremy Renner
Duración: 120 min

En Dos amantes (2008), su película anterior, el director James Gray había explorado parcialmente el terreno que retoma en La inmigrante, aunque con algunas diferencias obvias. La película de 2008 ocurría en el presente y se situaba en el barrio fetiche del director, Brighton Beach en la ciudad de Nueva York, mientras que su nueva película sucede en 1921 y tiene lugar en los inquilinatos de Manhattan a donde llega la inmigrante del título.


Tienen en común protagonistas masculinos que parecen profundamente conflictuados con su masculinidad, son criaturas de-sesperadas, necesitadas de afecto pero con algo monstruoso y patético adentro. El actor en ambas películas es Joaquin Phoenix, que se ha abierto un nicho interpretando hombres perdidos y a la deriva, pobres diablos implorantes de amor (lo hizo también en El maestro).

En la primera imagen de la película se contrasta una figura masculina, oscura y desenfocada, con otra femenina, elegante y bien iluminada. La mujer es la estatua de la Libertad, que dio la bienvenida a los miles de migrantes que entraron a Estados Unidos por la Isla Ellis, frente a Nueva York, y el hombre oscuro y de-senfocado es la silueta de Bruno Weiss (Phoenix) que recibe, a su manera,  a los migrantes.

Entre estos dos polos —la estatua, que sintetiza de forma sencilla, limpia y esperanzadora un ideal, y el hombre, que en su complejidad resulta desenfocado, amenazante y real— se mueve La inmigrante.

La persona que llega al país es Ewa Cybulska (Marion Cotillard), quien viene de Polonia con su hermana. Pero el desembarque en la isla, la antesala a su nueva vida, resulta especialmente tortuoso: su hermana no puede entrar al país por tener una enfermedad pulmonar y a ella la amenazan con deportarla por ser, según la minuta del bote, una mujer “de baja moral” y porque el oficial de migración la considera una “probable carga para el Estado”.

Pero antes de la deportación aparece Weiss, que parece un tipo solícito y honrado, y que promete ayudarla usando sus conexiones. Lo que quiere a cambio solo se hace evidente días después, cuando le presenta su grupo de teatro de muchachas que se desnudan ante borrachos y que también se acuestan con ellos.

Pero Weiss es un proxeneta complicado, querido y temido por sus muchachas. En una retorcida jugada emocional quiere no solo explotarlas sino ser apreciado por ello. Y aunque Cybulska termina cediendo y entra a trabajar con él para poder sacar a su hermana de la isla, su desprecio por el patrón es claro, algo que él resiente profundamente.

La película se sumerge plenamente en terreno melodramático cuando entra un segundo hombre, Emil (Jeremy Renner), primo de Weiss y un mago encantador que comparte con su primo la fijación por Cybulska.

La inmigrante es un retrato oscuro y deprimente de la otra cara de la migración a Estados Unidos. Un recordatorio emocionante de que detrás de la estatua de la Libertad, tan bonita, pura y acogedora, se escondía una realidad de ambición, mugre y desesperación.

Cartelera **** Excelente  ***½ Muy buena   *** Buena   **½ Aceptable  ** Regular  * Mala

Las tortugas ninja * 1/2

Este reencauche de los superhéroes de los ochenta resulta tan oscuro como lleno de lugares comunes.

El último amor del sr. Morgan **

El encuentro entre un octogenario suicida y una muchacha sin familia en París se balancea sin mucha lógica entre el romance y el drama geriátrico.

El gran hotel Budapest ***

En su más reciente pe-lícula, el director Wes Anderson hace un homenaje al mundo refinado del imperio austrohúngaro.

Love punch ** ½

El carisma de Julia Thompson y Pierce Brosnan hace llevadera esta comedia de recasamiento, rebuscada y poco creíble.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.