Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2006/02/05 00:00

La joya de la familia

Ni siquiera la buena actuación de Diane Keaton puede salvar a esta comedia dramática de la confusión.

La conservadora Meredith Morton (Sarah Jessica Parker) sufrirá mil tropiezos cuando se presente a la liberal familia de su novio en plena época navideña.

Título original: The Family Stone.
Año de producción: 2005.
Dirección: Thomas Bezucha.
Actores: Sarah Jessica Parker, Dermot Mulroney, Craig T. Nelson, Diane Keaton, Luke Wilson, Rachel McAdams, Claire Danes, Tyrone Giordano, Elizabeth Reaser.

Les hacemos fuerza a ciertas películas como si fueran equipos de fútbol a punto de perder el partido definitivo. Querríamos que nos gustaran. Que sus finales nos convencieran. Que el buen trabajo de sus actores les sirviera de algo.

La joya de la familia, del norteamericano Thomas Bezucha, es una película de esas: se enreda en sus tramas políticamente correctas, se ahoga en su sentimentalismo de canal de televisión para señoras y no tiene una sola secuencia original (es La familia de mi novia que se convierte en La fuerza del cariño que se convierte en Hechizo de luna), pero la convicción de su elenco de primera línea (encabezado por la gran Diane Keaton) consigue aplazar nuestra decepción hasta cuando llega la última escena.

La estirada Meredith Morton se atreve a conocer a la extravagante familia de su novio, Everett Stone, en plena Navidad. Es, desde la idea misma, un gravísimo error. No sólo se convertirá en blanco fácil de las burlas de los liberales Stone, sino que tendrá que lidiar con el sarcasmo, la amargura y la ira de la madre del clan (dueña de la joya a la que se refiere el título y poseedora del secreto que le dará vuelta a la trama) desde el momento en que cruce la puerta de la casa. Sus nervios se destemplarán ante las agresiones de la hermana caprichosa, la mudez del hijo homosexual y las miradas de deseo del hermano desfachatado. Y se descompondrán ante esos artificiosos cambios de género (de la comedia tonta al drama realista, del drama de denuncia a la comedia romántica) que todo el tiempo nos sacarán de la historia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.