Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/26/2008 12:00:00 AM

La lista negra

El cineasta holandés Paul Verhoeven rescata su talento desde las profundidades del Hollywood que lo llevó a filmar tanta basura.

Titulo original: Zwartboek.
Año de estreno: 2006.
Dirección: Paul Verhoeven.

Actores: Carice van Houten, Sebastian Koch, Thom Hoffman, Halina Reijn, Waldemar Kobus, Derk de Lint.

Qué bueno es recordar que Paul Verhoeven, el cineasta holandés que dirigió obras tan contundentes como El soldado de Orange (1977), Robocop (1987) y El vengador del futuro (1990), es un director de primera. Haber filmado la exitosa Bajos instintos (1992), ese thriller que jugaba con la estética del porno suave, lo alejó de la Holanda en donde filmó sus violentas narraciones del principio, lo convenció de quedarse en la peor esquina de Hollywood y lo condujo por los terrenos de la serie B hasta convertirlo en el autor de dos películas sin pies ni cabeza que con el tiempo se han vuelto clásicos de culto: la supuestamente erótica Showgirls (1995) y la supuestamente enérgica Starship Troopers (1997).

Antes de volver por sus fueros, antes de filmar esta obra valiente que es La lista negra, Verhoeven filmó la producción más mala de su carrera: una aventura mediocre que lleva el título de El hombre sin sombra (2000). Era el momento, pues, de volver a su país. Tenía que recobrar el pulso en el lugar que lo convirtió en ese realizador que ha captado, mejor que casi todos, los peligros del totalitarismo.

La lista negra, que sigue en tiempos de la Segunda Guerra a una cantante judía, Rachel Stein, que se ha infiltrado en la Gestapo en nombre de la resistencia holandesa, es la obra de un artista que conoce a fondo su arte. No la dejen pasar. No piensen que es otra película de nazis. Fíjense bien, para probar el talento de Verhoeven, en esa tensa escena en la que la protagonista seduce al temible agente de la SS Ludwig Müntze.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.