Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1995/12/11 00:00

¡LA LOCURA!

La visita de Elton John es, sin duda, uno de los acontecimientos rockeros más grandes que haya vivido el país.

¡LA LOCURA!

ELTON JOHN FUE el cantante solista y compositor de rock más productivo y exitoso que dio la década de los 70. Aunque famoso por su colección extravagante e incontable de gafas, sombreros y trajes, este hombre representa uno de los capítulos más importantes en la historia de la música pop en los últimos 30 años. Ningún artista en la historia del rock ha tenido su continuidad en materia de éxitos. Desde 1970 y sin interrupción, ha llevado por lo menos una canción por año al top 40 norteamericano.
El pianista, compositor y vocalista estará este sábado en Bogotá en uno de los conciertos más importantes celebrados en la capital y al que sus organizadores le han dado connotación de ceremonia, con boletería cuyos precios no distan mucho de los que se cobraron para los espectáculos de Luciano Pavarotti y Plácido Domingo.
Las razones para ello están, obviamente, en los pergaminos que Elton John ha conseguido en más de 25 años de carrera artística, una carrera que a la luz de los éxitos puede ser la más gloriosa para un artista solista desde la época de Elvis Presley, pero que al interior de su vida fue por mucho tiempo un verdadero infierno debido a su adicción al alcohol y a las drogas.
Elton John ha sido el vivo ejemplo del hombre que pertenece al mundo del entretenimiento. Ha sido considerado en su país natal, con un absoluto sentido de respeto, como la 'Reina madre del pop', es amigo personal de la princesa Diana, uno de los 90 hombres más ricos de Gran Bretaña, el cantante famoso que la reina Isabel sacó a bailar en la fiesta del cumpleaños número 21 del príncipe Eduardo, entre una larga lista de privilegios.
Su nombre de pila es Reginald Kenneth Dwight y nació en Pinner, Middlesex, Inglaterra, el 25 de marzo de 1947. A los 11 años de edad ganó una beca para estudiar piano en la Academia Real de Música y seis años después ya estaba vinculado con el mundo del espectáculo. En su niñez y adolescencia se odiaba a sí mismo y no gustaba de su cabello, de su peso o de su pinta en general. Lo único que le interesaba entonces eran el fútbol y la música. Y no fue futbolista porque siempre se consideró demasiado gordo para ello.
Sus primeras experiencias musicales profesionales fueron tocando el piano y luego el saxo para una banda llamada Bluesology, la que abandonó hacia 1966 al no estar a gusto con los cambios que le había dado a la misma Long John Bladry. Trabajaba con la banda en el día y en la noche tocaba el piano en algunos bares. En 1967 probó suerte para una audición cazatalentos realizada por el sello discográfico Liberty Records pero fracasó en su intento. Sin embargo, en esas sesiones conoció a Bernie Taupin y ya bajo el nombre de Elton John inició la que sería una de las sociedades de composición más importantes en la historia del rock.
Eran una máquina de hacer éxitos. Dicen que Taupin escribía por hora un texto completo para una canción y Elton John tenía la habilidad de convertir rápidamente esas letras en canciones completas. Con un contrato para la MCA, llegó su primer disco en 1969 (Empty Sky) y muy pronto otro, titulado simplemente Elton John, con el que abrió la puerta a lo que sería una avalancha de éxitos hasta 1976.
La lista incluyó temas que hoy son clásicos de la música pop como Your Song, Rocket Man, Cocrodile Rock, Daniel, Goodbye Yellow Brick Road, Bennie and The Jets, Don't let the sun go down on me, The bitch is back, Lucy in the sky with diamonds, Philadelphia Freedom, Island Girl y Someone Saved My Life Tonight, entre otras, que hicieron parte del fenómeno Elton John en aquella época.
Durante los 70 fue, lejos de cualquier artista, el más famoso de todos. Alrededor del mundo llenaba estadios y arenas (recintos de capacidad mediana) y sus excentricidades solían ser el plato fuerte de los diarios sensacionolistas europeos. Como empresario, creó su propio sello discográfico y desde él rescató a músicos como Neil Sedaka.
Pero su carrera dio un giro hacia 1976 cuando admitió públicamente que era bisexual. El hecho, pero más el arrepentimiento de su declaración y ciertos rechazos, lo llevaron a la decisión, en noviembre de 1977, de no volver a tocar en público. Como si fuera poco, su socio, Bernie Taupin, consideró que la música que Elton John le daba a sus letras se estaba inclinando hacia los sonidos discotequeros y esa no era su intención cuando las escribía.
En aquella época, su música decayó notablemente, a pesar de mantener un éxito relativo, y sólo volvió con grandes composiciones hasta 1983 cuando, reunido de nuevo con Taupin, produjo el álbum Two Low For Zero. En 1984 se casó con la ingeniera Renate Blauel en su intención de darle un cambio radical a su vida, pero fracasó y nueve meses más tarde se separó.
A pesar de su constante carrera musical, Elton John llegó a los extremos en su adicción a las drogas y el alcohol, mal que tuvo fin en 1990 cuando conoció a un joven de 18 años, hemofílico y que murió como consecuencia del sida. Ese día se autoevaluó y creyó que su vida era una porquería e ingresó a terapias grupales para dejar los vicios. "Cuando decidí rehabilitarme -dijo en una entrevista a comienzos de este año- las únicas cosas tangibles que quedaban en mi vida eran mi carrera y mi música, lo que significaba que no podía hacerlas a un lado".
En los últimos años, Elton John se ha vuelto un hombre reservado, evita la prensa y los eventos sociales. Pero su música sigue ahí, sin el derroche enérgico de sus primeros años, pero con la constante necesaria para decir que es una leyenda viva del rock and roll. Hoy día podrá ser un baladista empedernido pero todos saben que la historia no se puede borrar, y en el caso de Elton John, esa sí que tiene valor.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.