Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2015/12/05 20:00

“La memoria histórica es esencial para un país”: Giulio Ricciarelli

SEMANA habló el director de una película que reflexiona sobre cómo los alemanes se preocuparon por conocer los pormenores del Holocausto.

Johann Radmann, el personaje principal de la película, busca que salga a la luz todo lo que pasó en Auschwitz. Foto: Beta Film

En 1958, Johann Radmann asumió una tarea bien difícil, llena de obstáculos: sacar a la luz en Alemania lo que pasó en el campo de concentración de Auschwitz –un tema del que nadie hablaba por entonces– y llevar a la justicia a algunos de los culpables.

Aunque es un personaje ficticio, La conspiración del silencio, la primera película del director italo-alemán Giulio Ricciarelli, se basa en hechos reales. Ricciarelli se interesó por escarbar en la memoria colectiva de los alemanes, que vivieron por muchos años en una especie de negación de las atrocidades cometidas por su propia gente. El filme se estrena el 10 de diciembre en Colombia.

Semana: ¿Desde cuándo el cine alemán ha sido tan crítico con la historia de su país?

Giulio Ricciarelli:
Todo empezó en los años setenta, con una generación de jóvenes nacidos después de la guerra que quiso saber lo que pasó. Todo estaba oculto. Y de eso trata mi película.

Semana: ¿Qué tan importante fue para Alemania conocer lo que pasó en Auschwitz?

G.R.:
Es mejor conocer la historia que estar ciegos ante ella. Alemania es hoy una democracia muy estable y eso se dio tras la lucha por reconocer y aceptar lo que pasó en la Segunda Guerra Mundial. Conocer la verdad no solo es importante para los países, es algo fundamental para nosotros como seres humanos.

Semana: ¿Y cuál es el papel del cine para recuperar la memoria histórica?

G.R.:
A veces la historia es muy abstracta, muy lejana, se limita a los números. Pero si usted ve una película, siente la historia más cerca, en sus huesos. El cine desafía la mente, toca el corazón y llega al alma. Por ejemplo, el tema de la guerra de Vietnam me emociona mucho porque vi películas sobre ese conflicto. Es la gran fuerza del cine y no es lo único que es capaz de hacer.

Semana: ¿Qué tanto ayuda la cultura para el perdón?

G.R.:
Creo que la comunidad internacional se ha dado cuenta de que Alemania mantiene vivo su pasado, no solo en lo político sino también en lo cultural. Las nuevas generaciones son conscientes de ese pasado histórico y toman responsabilidades como país. Esto ayuda a curar las heridas del pasado, pero no es tan fácil: hubo personas, muchas familias, que sufrieron cosas horribles, lo cual hace que el perdón sea difícil, a veces, casi imposible.

Semana: ¿Ha habido perdón en el tema de Auschwitz?

G.R.:
El perdón es algo que las víctimas pueden dar, aunque están en el derecho de no hacerlo. Pero creo que el perdón es, probablemente, el único camino que verdaderamente ayuda a que uno evolucione.

Semana: ¿Qué significa que una película como ‘La conspiración del silencio’ sea seleccionada por Alemania para participar en los próximos Premios Oscar?

G.R.:
No es la primera vez que se selecciona un filme de esta naturaleza: Alemania se toma muy en serio estos temas.

Semana: Hablamos de que Alemania enfrentó su pasado, pero ¿Cómo se toma el resurgimiento, cada vez más fuerte, de grupos neonazis?

G.R.:
Es horrible. Pero no creo que solo sea un problema de Alemania, es un problema de Europa. Desde la política, y la misma sociedad, se tiene que hacer todo lo posible para detener este fenómeno. ¡No creo que ningún neonazi vaya a ver mi película! Pero la cultura es la gran esperanza para cambiar a la gente.

Semana: Colombia está cerca de la firma de la paz. ¿Qué tan importante es la memoria histórica para el país en estos días?

G.R.:
En Colombia muchas víctimas tienen la necesidad de conocer lo que pasó, de saber que la memoria de sus seres queridos está viva. Esto se debe satisfacer para que la sociedad siga adelante. Como se ve en La conspiración del silencio no es un camino fácil. Pero es el correcto.

Semana: ¿Qué pueden aprender los colombianos de su película?
G.R.:
Que las personas pueden cambiar a la sociedad y que la memoria histórica es esencial para un país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.