Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/17/1997 12:00:00 AM

LA NAVE DE LA MUERTE

La versión moderna de 'Alien' ha cambiado los monstruos por dantescas pesadillas. HHi algo pasó a la historia de la ciencia ficción en Alien: el octavo pasajero, fueron sus escalofriantes secuencias de suspenso y horror alrededor de una tripulación perseguida por una monstruosa criatura. El éxito de la secuencia radicó en el misterio. A pesar del horror en el rostro de las víctimas la criatura, salvo al final, nunca apareció completa en pantalla, lo cual no hizo sino alimentar el temor y la angustia del espectador, enfrentándolo a un enemigo desconocido. Veinte años después Paul Anderson, el mismo director de Mortal Combat, ha rescatado la estrategia para llevar a la pantalla La nave de la muerte. El argumento es similar al de la segunda parte de Alien. Un grupo de hombres liderados por su comandante (Laurence Fishburne) y un extraño científico (Sam Neill), son enviados a las cercanías de Neptuno a averiguar por el paradero de la la nave Event Horizon, perdida con todo y tripulación siete años atrás cuando cumplía con la misión de atravesar un agujero negro. La abandonada nave, como en Alien, arroja sin embargo señales de vida; pero a diferencia de la película de Scott, Anderson ha cambiado a la monstruosa criatura por una serie de pesadillas dantescas. El enemigo no es físico sino sicológico y los integrantes de la misión deberán luchar contra sus propias culpas. Event Horizon ha viajado al propio infierno y en su regreso lo ha traído a bordo. A pesar de tan atractivo argumento, toda una joya de la ciencia ficción contemporánea, la película va separándose de su intención original _la inspección de una dimensión desconocida_ y se queda en el suspenso alrededor del enfrentamiento físico entre la tripulación y el propio demonio. La idea es interesante pero hay algo en su resolución que no funciona, quizás la sensación de que un enemigo tan etéreo y omnipotente es a la larga demasiado débil para llamar la atención.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.