Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/5/2009 12:00:00 AM

La poesía en alto

El mexicano José Emilio Pacheco y Rafael Cadena de Venezuela, los ganadores del Premio Cervantes y el Premio FIL, demostraron que la lírica sigue siendo uno de los géneros fuertes en castellano. , 110611

POR ESTOS DÍAS la poesía se ha tomado las primeras planas culturales de la prensa hispanoamericana. Rafael Cadenas (Barquisimeto, Venezuela, 1930) recibió el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances de la Feria del libro de Guadalajara el pasado 28 de noviembre. Dos días después, José Emilio Pacheco (Ciudad de México, 1939) supo que era el ganador del prestigioso Premio Cervantes, sin duda el premio más importante en lengua española.

Cadenas ha sido traductor de poesía inglesa, profesor universitario, poeta y ensayista. Antes de cumplir 18 años publicó Cantos iniciales (1946), un libro compuesto por apenas 10 poemas. Esta primera incursión literaria -a pesar de reconocerse en esos versos, Cadenas se ha negado a reimprimir el libro- le dio cierto prestigio dentro de los círculos locales. Posteriormente fue un reconocido miembro de la famosa generación venezolana de la década del 60. En su poesía los temas recurrentes son el destierro -por su militancia comunista fue exiliado en la isla de Trinidad en 1952-, la ética y el lenguaje. En una entrevista reciente señaló: "No hay actividad humana que se pueda realizar sin lenguaje, sin embargo, no lo valoramos. ¿Qué hacer? La mejor vía para conocerlo y apreciarlo es la lectura de los escritores de todas las épocas. No hay nada más enriquecedor".

Entre sus libros de poesía más destacados se encuentran Los cuadernos del destierro (1960), Derrota (1963), Intemperie (1977) y Memorial (1977). En el ámbito de la crítica tiene una obra extensa, considerada por los especialistas un referente del pensamiento literario contemporáneo en lengua española, donde sobresalen sus libros En torno al lenguaje y Apuntes sobre San Juan de la Cruz y la mística. Entre los muchos galardones que ha recibido cabe destacar el Premio Nacional de Literatura en Venezuela, el Premio Internacional de Poesía 'Pérez Bonalde' y la obtención de la Beca Guggenheim.

Por otro lado, José Emilio Pacheco se ha destacado como novelista, cuentista, traductor (ha traducido a T. S. Eliot, Tennessee Williams, Marcel Schwob, entre otros), periodista cultural, dramaturgo, antólogo y poeta. Fue uno de los integrantes de la denominada 'Generación de los años cincuenta'. Es especialista en Literatura Mexicana del siglo XIX, así como conocedor profundo de la obra de Jorge Luis Borges, en cuyo honor dictó una serie de conferencias en 1999. Ha sido profesor en varias universidades mexicanas y en el extranjero.

De su vasta producción poética vale la pena mencionar Los elementos de la noche (1963), El reposo del fuego (1966), Islas a la deriva (1976), Los trabajos del mar (1984), Ciudad de la memoria (1990). En conjunto, su obra le ha valido, entre otros reconocimientos, el Premio Internacional Alfonso Reyes, el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. "En la lírica de Pacheco tienen sitio primordial la naturaleza, las erosiones del tiempo, la insignificancia que bien observada revela su grandeza, el aceptar que ni siquiera los muertos permanecen, la tragedia como la continuidad lógica del melodrama de todos los días, las moralejas en busca de fábulas, la historia como equivalente caprichoso del cambio climático", sostiene Carlos Monsiváis.

Erudito y pesimista, amante de los sonidos del idioma, Pacheco también ha publicado hasta la fecha dos novelas: Las batallas en el desierto (1981) y Morirás lejos (1967). En esta última, que por cierto es una obra maestra experimental, los protagonistas son los campos de concentración nazis y la caída de Jerusalén en los tiempos de Flavio Josefo. Acaso no haya nada más adecuado para retomar la pesadilla de la historia. n
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.